El universo único de Pynchon llega al cine

‘PURO VICIO’ / Paul Thomas Anderson firma su primera película de género negro, que es también la primera adaptación al cine de una novela de Thomas Pynchon. Joaquin Phoenix es el protagonista. www.cinesrenoir.com

El mundo desquiciado que inventó Thomas Pynchon en Inherent Vice llega ahora al cine de la mano de uno de sus admiradores, el cineasta Paul Thomas Anderson, quien ha vuelto a confiar en el actor Joaquin Phoenix el papel principal de su historia. Esta se desarrolla en California, en los principios de los años setenta, cuando empezaba a desvanecerse el sueño hippy y la mano de Nixon se extendía más y más y más. En medio de ese fin de una época y comienzo de otra viven los personajes de esta ficción, una maravillosa y absolutamente cautivadora creación de libertad creativa. Una película que es la crónica melancólica de la América que pudo ser.

Reese Whiterspoon, Josh Brolin, Benicio del Toro, Owen Wilson… son otros de los intérpretes de esta crónica negra, donde lo que menos importa es quién es el culpable, porque lo esencial es averiguar cómo es posible que haya pasado todo esto. Hippies que ven cómo se esfuma su promesa de futuro feliz y en paz, moteros nazis, surferos, músicos infitrados, dentistas, policías que respetan muy poco los derechos humanos… van desfilando por la cámara en una sucesión de encuentros geniales que parecen definitivos y también lo contrario.

Laberinto de crimen y corrupción

El protagonista es Doc Sportello, un detective privado que se pasa el día fumado y que vive asombrado el cambio que se está produciendo. Un día recibe la visita de su ex novia, la mujer que le rompió el corazón y que ahora reaparece para ofrecerle un caso, que encuentre a su nuevo amante, un tipo millonario, casado, al que su mujer quiere ingresar en un psiquiátrico.

La intención de Paul Thomas Anderson con la historia era ir atendiendo a las claves de ese laberinto de crimen y corrupción en que cae Doc Sportello, pero también pretendía evocar las raíces de la fascinación de Pynchon por la década de los 60. “La mecánica de la trama de Pynchon es complicada, sin duda, pero, bajo ella, subyace algo muy sencillo. Se limita a mirar hacia el pasado y esperar que las cosas puedan ser mejores mañana. ¿Hay algo más sencillo? ¿No es eso lo que todos queremos?”

La paranoia es cinematográfica

“Lo que se me ocurrió fue aprovechar a un personajes secundario, Sortilège, y convertirla en la narradora. Nos ayuda a seguir la historia y así podemos exprimir algunos de los chistes y pasajes de Pynchon sin alejarnos demasiado del libro”, explica el cineasta, que reconoce que hay en su película un ritmo y una lógica, a veces marcados por la influencia de la marihuana que fuma constantemente el personaje y de otras drogas lisérgicas, clásicas aquellos días.

De ahí justamente nace el estado de paranoia en el que cae Doc Sportello y del que el director y guionista dice: “El propio Pynchon lo explicó a la perfección en El arcoíris de gravedad: ‘Los paranoicos no son paranoicos en sí mismos, sino porque, como los pobres idiotas que son, siguen metiéndose en situaciones paranoicas’. La paranoia también resulta muy divertida de rodar —con personas y ruidos en cada esquina—, es algo muy cinematográfico. Y Joaquin hace muy bien de paranoico”.

 

 

Dirección: PAUL THOMAS ANDERSON. Guion: PAUL THOMAS ANDERSON, SOBRE LA NOVELA DE THOMAS PYNCHON. Producción: PAUL THOMAS ANDERSON, DANIEL LUPI Y JOANNE SELLAR. Fotografía: ROBERT ELSWITT. Montaje: LESLIE JONES. Música: JONNY GREENWOOD. Reparto: JOAQUIN PHOENIX, JENA MALONE, REESE WITHERSPOON, JOSH BROLIN, BENICIO DEL TORO, OWEN WILSON, MAYA RUDOLPH… Distribuidora: WARNER. Estreno: 13 de marzo de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

1 comentario

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.