Las primeras palabras de Marie

‘LA HISTORIA DE MARIE HEURTIN’ / Jean-Pierre Améris cuenta la historia real de la joven Marie Heurtin, una chica sordo-ciega que en la segunda mitad del siglo XIX aprendió a comunicarse gracias al tesón de una religiosa. Hoy sigue empleándose el mismo método que se usó entonces. www.cinesrenoir.com

Isabelle Carré, en el papel de la hermana Marguerite, y la joven debutante Ariana Rivoire, como Marie Heurtin, son las protagonistas de esta película inspirada en una historia real, un episodio ocurrido en la segunda mitad del siglo XIX, en un convento cerca de Poitiers. Allí, las Hermanas de la Sabiduría acogían a niños ciegos y sordos. Un día, un artesano sin dinero para llevar a su hija a un asilo, acudió a las monjas pidiendo su ayuda. La chica de catorce años era sorda y ciega y los médicos la daban por un caso perdido.

Medio salvaje, incapaz de comunicarse con los demás, Marie Heurtin quedó en manos de la hermana Marguerite, quien poco a poco sin descanso y sin desistir jamás en su empeño, enseñó a la joven, mediante el tacto, el lenguaje de signos. Los objetos corrientes fueron lo primero, otros menos habituales les siguieron y después llegaron los términos abstractos. Así, Marie salió de su oscuridad, aprendió a comunicarse con los demás y siguió adelante en sus progresos. Hoy sigue empleándose este método con niños sordo-ciegos. Y el convento se mantiene como centro para ellos, aunque convertido ahora en el Instituto Larnay.

“Quiero rodar momentos emotivos que devienen la invención de un lenguaje y la historia de una liberación”

Hasta allí llevó el director y guionista Jean-Pierre Améris a la joven Ariana Rivoire, una chica sorda que tenía que hacerse pasar también por ciega en la película y que debuta aquí como actriz. Es, con Isabelle Carré, el eje de esta historia, en la que el cineasta ha prescindido de muchos recursos sonoros, para intentar llevar al espectador al mismo terreno de la joven protagonista.

“La película que tengo en mente es de las luminosas. Quiero rodar las manos de Marie mientras tocan animales, árboles y rostros, momentos emotivos que devienen la invención de un lenguaje y la historia de una liberación, un renacimiento”, escribió Améris poco antes de comenzar el rodaje del filme.

“La gente que se considera distinta, y en consecuencia marginada, es uno de los temas centrales de mis películas”

Una película en la que, como en otras del director, el acento se pone en los personajes ‘diferentes’, marginados por su singularidad. “La gente que se considera distinta, y en consecuencia marginada, es uno de los temas centrales de mis películas, como en Tímidos anónimos –dice-. Lo que me emociona en la historia de Marie Heurtin es el personaje excepcional de la Hermana Marguerite y su firme convicción de que logrará liberar a la joven Marie de su prisión interna”.

El Instituto Larnay ya no es un convento, recuerda Jean-Pierre Améris, que explica que sigue como centro para niños sordomudos. “A la luz de los progresos científicos de los últimos cien años, me sorprendió que la institución siguiera en activo. Me resulta difícil describir cómo me sentí cuando me encontré con esos niños que sólo podían comunicarse por contacto, y que se mostraban ansiosos por sentir mis manos y rostro así que llegué. Me sentí totalmente incapaz de comunicarme con ellos”.

Dirección: JEAN-PIERRE AMÉRIS. Guion: JEAN-PIERRE AMÉRIS Y PHILIPPE BLASBAND. Producción: DENIS CAROT Y SOPHIE RÉVIL. Fotografía: VIRGINIE SAINT-MARTIN. Montaje: ANNE SOURIAU. Reparto: ISABELLE CARRÉ, ARIANA RIVOIRE Y BRIGITTE CATILLON. Distribuidora: AContracorriente Films. Estreno: 1 de abril de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.