Martes, 16 Julio 2024
Estrenos Reportajes

La mejor versión de ellos mismos / Suplantadores del cine

El cine está lleno de impostores, suplantadores de personalidad y mentirosos profesionales… personajes que provocan un enorme desasosiego y que, bien empleados, juegan muy a favor de las historias. El caso de El Impostor, película documental de Bart Layton, es increíble pero además es real, lo que le hace absolutamente asombroso.

'El cochecito', de Marco Ferreri (1960)

Premio de la Crítica en Venecia, los talentos de Marco Ferreri, Rafael Azcona y José Isbert reunidos eran, sin duda, imbatibles. Isbert, en el papel de Anselmo Proharán, se hace pasar por discapacitado para conseguir el cochecito con motor que ansía. Una mentira monumental que tiene consecuencias terribles. Una impresionante película.

'Charada', Stanley Donen (1963)

Peter Joshua (Cary Grant) es en realidad Brian Cruikshank, aunque se ha hecho pasar antes por Adam Canfield, Alexander Dyle y el mencionado Peter Joshua. Baile de identidades fundamental en esta gran película de Stanley Donen, donde acompañan al maravilloso Cary Grant, Audrey Hepburn, Walter Mattahau, James Coburn y George Kennedy.

'Tootsie', Sidney Pollack (1982)

Dustin Hoffman era el protagonista de esta comedia, película en la que el personaje llevaba a cabo una suplantación de personalidad con mayúsculas. Michael Dorsey se transformaba en Dorothy, una señora hecha y derecha, para conseguir trabajo. Jessica Lange, que ganó un Oscar por este papel, era su compañera de reparto.

'El talento de Mr. Ripley', Anthony Minghella (1999)

Matt Damon daba vida en el cine al inquietante personaje que creó Patricia Highsmith, Tom Ripley, un joven aparentemente encantador que, en realidad, es un asesino, un falsificador y un mentiroso. Un tipo escurridizo y peligroso, que suplanta la personalidad de un chico rico.Apareció por primera vez en el libro A pleno sol. En la gran pantalla, otros han interpretado este personaje, entre ellos, Alain Delon.

'La vida de nadie', Eduard Cortés (2002)

Inspirada en una historia real, en esta película José Coronado interpreta a Emilio Barrero, un tipo que se inventaba una vida para él mismo. Cada día sale de casa y va al Banco de España donde trabaja, es un experto analista de inversiones, tanto que sus amigos y familiares confían sus ahorros. Pero, ¡sorpresa! Todo es mentira, esa vida no existe. Fue el debut en el largometraje de Eduard Cortés.  

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.