‘La bicicleta verde’ / Haifaa al Mansour o la capacidad de cambiar un país

Haifaa al Mansour es la primera mujer de Arabia Saudí que rueda una película. La bicicleta verde es, además, la primera producción que se rueda íntegramente en ese país. El filme, que cuenta con una maravillosa pequeña actriz, Waad Mohammed, retrata la realidad desde la esperanza.

Premio a la Mejor Película de Arte y Ensayo en Venecia, La bicicleta verde es una película que nace de la propia experiencia de su directora y que sirve para retratar “la esperanza y la perseverancia” de muchas mujeres en Arabia Saudí. Allí las mujeres tienen prohibido, entre otras muchas cosas, conducir, por lo que deben pagar los servicios de hombres que hagan de chóferes para ellas. Esta circunstancia, una de las que se muestran en la película y que es importante en la historia, es, sin embargo, solo un apunte de la realidad de marginación y discriminación con que viven las mujeres saudíes, por las que la directora Haifaa al Mansour hace una clarísima apuesta.

Educadas desde la infancia para esa vida, las niñas de ese país no ‘deben’ hacer muchas cosas. No ‘deben’ jugar con niños, no ‘deben’ ir sin el velo, no ‘deben’ pintarse las uñas, no ‘deben’ montar en bicicleta… Pero Wadjda, una pequeña de diez años, está dispuesta a lo que sea para conseguir la bicicleta verde que ha visto en la tienda y echar una carrera con su amigo Abdullah.

“Las chicas como Wadjda tienen la capacidad de cambiar y redefinir nuestra nación”

“Aunque vive en un mundo conservador, Wadjda es divertida, emprendedora y siempre llega al límite entre lo que puede hacer y lo prohibido”, explica la directora, quien afirma: “Me siento muy orgullosa de haber hecho el primer largometraje que se ha rodado íntegramente dentro del Reino. Vengo de una pequeña ciudad en Arabia Saudí, donde las chicas como Wadjda, tienen grandes sueños, fuertes personalidades y mucho potencial. Estas chicas tienen la capacidad y decisión para cambiar y redefinir nuestra nación”.

Una nación donde, en pleno siglo XXI, una mujer rodando en las calles de Riad puede provocar serios problemas. “Fue un reto y al mismo tiempo extremadamente gratificante. Cada paso fue difícil y supuso una aventura –reconoce Haifaa al Mansour-. En ocasiones tuve que correr para esconderme en la furgoneta de producción cuando estábamos en zonas más conservadoras donde la gente habría desaprobado al ver a una mujer directora rodeada por hombres, aunque fuera en un ambiente profesional. A veces dirigía estando en la furgoneta utilizando walkie-talkies. Pero siempre me frustraba y finalmente salía y lo hacía en persona. En un par de ocasiones, algunas personas hicieron eco de su descontento por lo que estábamos haciendo pero no fue nada del otro mundo. Teníamos todos los permisos y las licencias así que todo transcurrió sin demasiados sobresaltos”.

“Cuando estábamos en zonas más conservadoras tuve que correr para esconderme en la furgoneta de producción”

“Espero haber hecho una película que sea cercana a las vidas de las mujeres saudíes y que les inspire y les de fuerza para enfrentarse a la complicada situación social y política que viven. Aunque sea difícil desmontar unas tradiciones tan arraigadas, en las que se les niega a las mujeres una existencia digna, es un propósito por el que vale la pena luchar”, añade la directora, quien concluye: “Siempre se espera que las mujeres se comporten de una determinada manera y cuando se desvían un poco, suelen ser etiquetadas y estigmatizadas. Espero que mis películas les ayuden a arriesgarse y hablar de los temas que les resultan importantes”.

 

Dirección: Haifaa Al Mansour. Guion: Haifaa al Mansour. Producción: Razor Film. Fotografía: Lutz Reitmeier. Montaje: Andreas Wodraschke. Música: Max Richter. Reparto: Waad Mohammed, Reem Abdullah, Abdullrahman Al Gohani, Ahd, Sultan al Assaf. Distribuidora: Wanda Films. Estreno: 28 de junio. www.wandafilms.com

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *