Miércoles, 28 Febrero 2024
Estrenos Reportajes

¡Vivan las Antípodas! / De España a Nueva Zelanda, de Argentina a Shangai

Víctor Kossakovsky presentó en la gala de apertura del 68 Festival de Venecia ¡Vivan las Antípodas!, un experimento vital y estético, en el que propone la visita a puntos del planeta que son diametralmente opuestos, antípodas. Si trazas una línea a través del planeta desde Shangai llegas a un paraje idílico en un lugar de Argentina. En cines, en Renoir Plaza de España, dentro de la programación de abril de El documental del mes.

Opuestos entre sí

¡Vivan las Antípodas! es una coproducción en la que han participado Rusia, Argentina, Alemania, Holanda y Chile con la que Víctor Kossakovsky visita ocho puntos del planeta opuestos entre sí, ocho antípodas que muestran la radical diferencia entre unas zonas y otras del planeta, de modo que mientras vemos un tranquilo atardecer en un lugar de Argentina, sin ruido, sin jaleo, solo paz, en su opuesto, la ciudad de Shangai, se aprecia justamente lo contrario, bullicio, ruido, caos… “Los pobladores de un inhóspito paraje en Botswana están conectados con gente que vive al lado de un volcán en Hawai. Estas antípodas parecen estar unidas místicamente, es de alguna forma su oposición lo que las une”, explica el director en las notas sobre la película.

Obsesión por la estética

Los puntos que se oponen son: Botswana y Estados Unidos, Chile y Rusia, Argentina y China, España y Nueva Zelanda. Y con ellos, el cineasta obliga al espectador a formularse una pregunta: ¿estos lugares tienen un vínculo solo como antípodas uno de otro? Que la película esté firmada por Kossakovsky es, desde luego, el atractivo fundamental. Y, en este caso, a su innegable brillantez hay que añadir el maravilloso azar que le ha regalado el planeta Tierra. Como en todas sus obras, en ¡Vivan las Antípodas! hay tanta preocupación por el significado de su película como por la forma en que está contada. Las imágenes de este filme documental son excepcionales, extraordinariamente hermosas. Obsesionado con la estética, el director ruso presta más atención a los contrastes  que se pueden percibir por los sentidos que a las diferencias sociales o económicas de los lugares que se conectan por esa línea fantasma que atraviesa el planeta de punto a punto. En Renoir Plaza de España:
  • 11 de abril, a las 22,00 h.
  • 18 de abril, a las 16,00 h.
  • 25 de abril, a las 18,00 h.
Dirección: Victor Kossakovsky. Producción: Ma.Ja. de Filmproduktion. Fotografía y montaje: Victor Kossakovsky. Sonido y música: Alexander Popov. Distribuidora: Parallel 40. Estreno: 11 de abril.  www.parallel40.com  

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.