“Tenemos lo que necesitamos. Una niña pura para ser pervertida desde el principio”

Un líder carismático y siniestro y una chica crédula y frágil han sido habitualmente las claves recurrentes en las películas que han tratado el tema de las sectas. The Master, la nueva película de Paul Thomas Anderson (León de Plata a la Mejor Dirección y Copa Volpi al Mejor Actor, exaequo para Joaquin Phoenix y Philip Seymour Hoffman), se sale completamente de la regla.

Inspirada en la vida de Ron L. Hubbard, fundador e ideólogo de la iglesia de la Cienciología, la película muestra el vínculo entre el gurú de La Causa, nombre de la comunidad, (impresionante Seymour Hoffman) y un tipo perdido, psicológicamente roto, que cae en sus brazos (exhibición apabullante de Phoenix). En realidad, la película es un sobresaliente estudio del funcionamiento del ser humano. Con estas interpretaciones milagrosas, el filme golpea certeramente al espectador, que no se había topado antes con una obra como ésta. Aunque sin aproximarse siquiera (al menos la mayoría) a la profundidad que encierra esta película de Paul Thomas Anderson, hay otros títulos que se han acercado al mundo de las sectas saltándose la obviedad arriba mencionada, algunos de ellos son:

‘La semilla del diablo’, Roman Polanski (1968)

Mia Farrow y John Cassavetes interpretan a una pareja de recién casados a punto de tener un bebé. Los vecinos de la nueva casa a la que se han mudado en realidad pertenecen a una secta satánica. Inquietante, terrorífica, la película, una obra maestra, jamás muestra evidencias al espectador, solo las sugiere.

 ‘El hombre de mimbre’, Robin Hardy (1973)

Película de culto, protagonizada por Edward Woodward y Christopher Lee, en los papeles del sargento Howie de Scotland Yard y el siniestro Lord Summerisle, líder religioso de una isla donde la comunidad rinde una especie de culto pagano. Se convirtió en una obra de culto y en 2006 se hizo un ‘remake’ a la americana dirigido por Neil LaBute.

 ‘Holy smoke’, Jane Campion (1999)

La cineasta contaba en esta película la historia de Ruth Barron (Kate Winslet), quien en un viaje a India cae bajo la influencia de un carismático gurú religioso. Harvey Keitel interpretaba a P.J. Waters, un experto en cultos al que contrata la familia de la chica para que la encuentre.

 ‘Los sin nombre’, Jaume Balagueró (1999)

Basada en la novela de Ramsey Campbell, la película narra la desesperada búsqueda de una niña, a quien todos creían muerta (“Tenemos lo que necesitamos. Una niña pura para ser pervertida desde el principio”). La madre, ayudada por un periodista experto en temas de ocultismo se lanza a descubrir al grupo malvado que tiene a su hija. Emma Vilarasau, Karra Elejalde y Tristán Ulloa eran los protagonistas.

 

‘Martha Marcy May Marlene’, Sean Durkin (2011)

Sean Durkin conquistó el Premio al Mejor Director en Sundance con esta película, su ópera prima. Elizabeth Olsen y John Hawkes protagonizaban la historia, magnífico retrato de los métodos emocionales, psicológicos y físicos de una secta. Destacaba Hawkes, en el papel de líder de la siniestra comunidad.

 

‘Red State’, Kevin Smith (2011)

Inspirada en la figura de Fred Phelps, líder de la Iglesia Bautista Westboro, un grupo religioso extremista, la película contaba el drama de un grupo de adolescentes que caían en las redes de esa comunidad de fanáticos atraídos por la promesa de sexo en grupo con una mujer. El director de Clerks cambió radicalmente de registro con este trabajo.

 

 

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *