“Maldita la tierra que no da de comer a sus hijos”

‘EN TIERRA EXTRAÑA’ / Icíar Bollaín se pasa al cine documental para dar voz a los miles de emigrantes españoles que están trabajando hoy en Edimburgo y explicar las razones de este obligado ‘exilio’. La película se presentó en el Festival de Cine de San Sebastián, en una proyección especial.

“Más que ‘perdida’, somos la generación ‘frustrada’… estamos como en un limbo”. Son palabras de Miran, una joven de 26 años, licenciada en Psicología, que trabaja como limpiadora y camarera en Edimburgo. Allí viven hoy alrededor de 30.000 españoles, que tuvieron que abandonar nuestro país para buscar trabajo fuera. Con una buena representación de ellos habla la cineasta Icíar Bollaín, que explora quiénes son estas personas, por qué fueron a Escocia, qué sienten lejos de su tierra…

“Lo que más me ha tocado de los testimonios de la gente que está fuera es su enorme añoranza por nuestro país  y al mismo tiempo su profunda decepción al sentir que ese país que tanto añoran no les ofrece una oportunidad o un futuro”, dice la cineasta que, junto a los testimonios de estos emigrantes, incluye en su película fragmentos del monólogo teatral de Alberto San Juan Autorretrato de un joven capitalista español, con el que explica cómo y por qué hemos llegado a esta situación.

Ni perdidos ni callados

Producida por Cristina Zumárraga (Tormental Films) y Lina Badenes (Turanga Films), la película da visibilidad a la acción “Ni perdidos ni callados”, una iniciativa de estos emigrantes en Edimburgo, con la que quieren advertir a los responsables de esta situación que están viviendo que ellos “aunque estén fuera, no han perdido la voz”.

En En tierra extraña Icíar Bollaín habla con muchos jóvenes, pero también con trabajadores de más edad e incluso con algunos familiares de los emigrantes. Desde sus voces dibuja la realidad de todos ellos, que, para mucho, es muy similar a la de emigrantes de otras épocas.  “Ahora me veo reflejado en todos los inmigrantes que venían a España”, reconoce a Fran, un licenciado en Ciencias Políticas de 26 años que se gana la vida allí ahora como trabajador social. “Somos lo mismo que los sudamericanos a los que venían de Marruecos a trabajar en nuestro país… solo que en Edimburgo”, dice Jara, 32 años, camarera en Edimburgo.

La pasividad de los ciudadanos

“Maldita la tierra que no da de comer a sus hijos”, sentencia un emigrante de los sesenta, abuelo ahora de una joven emigrante. La nostalgia y la decepción acompañan a estas personas, pero, como explica la directora, cuando algunas de ellas consiguen superar la barrera del idioma las cosas se van aclarando y las perspectivas y condiciones laborales van mejorando. “Ser emigrante te hace ver el mundo de otro manera, te enriquece”, añade Jara, que pertenece ya a una generación nueva de la sociedad, personas que, si no ahora, muy pronto vivirán en un mundo bilingüe con todo lo que eso supone de crecimiento.

Es la nota positiva de una situación que no le gusta a nadie y a la que se ha llegado, entre otros motivos, por la “pasividad de los ciudadanos –afirma Bollaín-. Hay que exigir y protestar, eso es responsabilidad nuestra”.

 

Dirección: ICÍAR BOLLAÍN. Guion: ICÍAR BOLLAÍN. Producción: CRISTINA ZUMÁRRAGA, ICÍAR BOLLAÍN Y LINA BADENES. Fotografía: ICÍAR BOLLAÍN, LUKASZ GASIOROWKI, LUKASZ KULEC Y SERGIO MANGAS. Montaje: NACHO RUIZ CAPILLAS. Música: PASCAL GAIGNE. Distribuidora: TORMENTA FILMS. Estreno: 31 de octubre de 2014.

 

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *