Viernes, 24 Mayo 2024
Reportajes

“¡Soy un hombre inocente!”

Falso culpable, de Alfred Hitchcock (1956), con un maravilloso Henry Fonda, sería el título de referencia para hablar de personajes inocentes perseguidos por error, de culpables que parecen inocentes… En la niebla, de Sergei Loznitsa, vuelve sobre el tema, aunque aquí el cineasta se centra especialmente en el componente ético que hay en el relato. La intriga, a pesar de ello, existe. Vladimirt Svirskiy interpreta magníficamente en este drama al falso culpable, un personaje que antes encarnaron algunos de los grandes o por el que se interesaron los maestros.

‘Luna nueva’, Howard Hawks (1940)

El inocente tratado como culpable de esta película, Earl Williams, no era el personaje principal, pero desde luego era inolvidable, seguramente gracias a tanto talento reunido y, por supuesto, a la interpretación de John Qualen. En el remake que hizo Billy Wilder en 1974, Primera plana, el papel quedó en manos de Austin Pendleton.

‘Presunto inocente’, Alan J. Pakula (1990)

Harrison Ford ha demostrado varias veces lo mucho que le va el papel de falso culpable. Una de esas ocasiones fue en esta película de Pakula, donde interpretaba a un abogado acusado de violación y asesinato. Basada en el best-seller de Soctt Turow, la película tenía en el actor su mayor atractivo.

‘El fugitivo’, Andrew David (1993)

El personaje del doctor Richard Kimble (“yo no maté a mi esposa”) es, gracias a la serie de televisión, uno de los falsos culpables más famosos de la historia. Harrison Ford encontró en Tommy Lee Jones el adversario perfecto. La película se convirtió en un gran éxito de taquilla y los actores recibieron excelentes críticas.

‘En el nombre del padre’, Jim Sheridan  (1993)

Daniel Day-Lewis interpretaba a Gerry, un gamberro al que meten en la cárcel acusado de un atentado terrorista del IRA. La película, inspirada en la historia real conocida como ‘los cuatro de Guildford’, recordó uno de los mayores errores legales de la historia reciente de Irlanda. En el filme destacaba el trabajo del actor protagonista (“¡soy un hombre inocente! Lucharé, en el nombre de mi padre y en el de la verdad”) y de Pete Postlethwaite, en el papel de su padre.    

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.