La película que asaltó a su director

‘REFUGIADO’ / Julieta Díaz y el niño Sebastián Molinaro protagonizan este thriller, historia de una huida y un nuevo comienzo, con la que el cineasta Diego Lerman denuncia la barbarie de la violencia de género y hace una gran apuesta cinematográfica. La película -presentada en Cannes y San Sebastián- ha provocado un fructífero y muy necesario debate en Argentina. www.cinesrenoir.com

Diego Lerman suele decir que ésta no es una película que él estuviera persiguiendo, sino que más bien, fue la película la que le dio alcance a él. Un día, de camino a su productora, se tropezó con la tragedia. Un tipo había disparado a su ex mujer delante de sus hijos. Aquello provocó la necesidad de contar una historia en la que se tratara el tema del maltrato, un problema que se repite todos los días en Argentina y que es igualmente grave en el resto del mundo.

Refugiado nació entonces. El cineasta se puso a investigar, leyó mucho sobre el asunto y consultó a especialistas. Lo fundamental fue, sin embargo, el encuentro con mujeres que habían sufrido violencia de género, que había huido a casas-refugios e intentaban luchar por sus vidas, muchas de ellas, con sus hijos… El contacto directo se cruzó con el planteamiento cinematográfico y fue creciendo esta historia, relato contado desde los ojos de un niño de siete años.

Diego Lerman dice que no estaba buscando esta película, que fue la película la que le alcanzó a él

Es Matías, un niño inocente que un día, a su vuelta a casa, encuentra a su madre, Laura, inconsciente en el suelo. Cuando se recupera, ambos comienzan una huida en la que se juegan la vida. Diego Lerman sigue sus pasos con la cámara, sin permitir que se vea jamás el rostro del agresor –amenazador y muy próximo siempre- y aprovechando lo mejor del suspense hitchconiano.

Con guion escrito por el propio director, la película está protagonizada por Julieta Díaz y por el pequeño Sebastián Molinaro, a quienes acompañan en el reparto Marta Lubos y Valentina García Guerrero, además de un grupo de actrices no profesionales, mujeres maltratadas que quisieron participar en el proyecto.

El cineasta aprovecha lo mejor del suspense hitchconiano para trasladar el desasosiego de los personajes al espectador

“Básicamente se trata de un viaje entre una madre y un hijo. Es un filme además sobre las relaciones de pareja y sobre la violencia. La película aborda desde ese lugar de inocencia y extrañeza que representa la mirada de un nene de siete años una situación conflictiva y por ende dramática”, explica el director, que añade: “La violencia de género es hoy en Argentina una de las temáticas de mayor actualidad. Tristemente el país posee unas cifras altísimas de mujeres asesinadas por sus parejas. La problemática creo que excede la reducción de plantear víctimas y victimarios sino que hay un fuerte componente social que hace que las diferencias no puedan ser resueltas de otra manera que no sea la violencia como límite”.

“Hay otros tipos de violencias aparte de la física que suelen darse en estos casos y que también aparecen en la película, lo cual complejiza el conflicto y lo lleva a un territorio de mayor profundidad en dónde no es un plano moral lo que está en juego sino la impotencia que genera en los personajes la imposibilidad de relacionarse sin dañarse”, concluye.

 

 

Dirección: DIEGO LERMAN. Guion: DIEGO LERMAN Y MARÍA MEIRA. Producción: NICOLÁS AVRUJ Y DIEGO LERMAN. Fotografía: WOJTEK STARON. Montaje: ALEJANDRO BRODERSOHN. Reparto: JULIETA DÍAZ, SEBASTIÁN MOLINARO, MARTA LUBOS Y VALENTINA GARCÍA GUERRERO. Distribuidora: CARAMEL FILMS. Estreno: 6 de marzo de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *