Paddy Breathnach: “El odio a la mujer se extiende al afeminamiento del hombre”

Comparte en RRSS

‘VIVA’ / Dos estrellas del cine cubano, Jorge Perugorría y Luis Alberto García, y una de sus jóvenes promesas, Héctor Medina, protagonizan una hermosa historia de reconciliación en La Habana de hoy dirigida por el irlandés Paddy Breathnach. www.cinesrenoir.com

Ángel, un ex boxeador, mal bebedor y violento, reaparece en la vida de su hijo Jesús, un amable chico homosexual, que se gana la vida arreglando pelucas para un grupo de artistas del transformismo de un club nocturno. El reencuentro es un choque brutal, el mismo que vive la Cuba de hace unos años con la de hoy, pero la reconciliación, a pesar de los errores del pasado, no es imposible. El irlandés Paddy Breathnach se enamoró de La Habana y después de esta historia, con la que rinde homenaje a los melodramas del cine clásico al tiempo que aspira a contagiar de cierta tolerancia el mundo alrededor.

LA GRAN ILUSIÓN.- ¿Qué hace un irlandés contando una historia de La Habana?

PADDY BREATHNACH.- Cuando tienes una idea para una película, no tienes que justificar nada ante ti mismo, sólo si puedes hacer una buena película o no. No hay que plantearse si deberías hacerlo o no por el lugar, las ideas son universales, lo que es único y especial es el contexto. Y yo me enamoré de ese contexto.

LGI.- Historia de reconciliación, ¿es también la historia de dos generaciones, de dos Cubas distintas?

PB.- Sí. Pero es que esa es una realidad que se sentía allí sobre el terreno. También se percibe en la literatura contemporánea cubana. Lo ves solo como turista. Y después de hacer nuestra investigación sobre el mundo del transformismo y te metes en mundo muy concretos, uno puede acceder a detalles y vicisitudes que te permiten aprender muchas cosas más rápido.

“Es también la historia de dos generaciones, de dos Cubas, que es algo que se siente allí en el terreno”

LGI.- ¿Por ejemplo?

PB.- Empezamos a hablar con las familias de algunos transformistas y ver cómo eran sus relaciones con ellos y nos encontramos con ese mundo de perdedores y con los problemas generacionales que hay entre esos dos mundos. Los artistas más viejos han tenido vidas durísimas por sus relaciones con la familia, pero también porque algunos han pasado años en la cárcel. Eran tiempos muy difíciles. La generación más joven tiene problemas pero no a ese nivel.

LGI.- En su película no son los únicos personajes con problemas, también apunta el maltrato que reciben las mujeres en esa sociedad tan machista.

PB.- Sí. Estando allí eres consciente de ello. Suelo tener mucho cuidado al hablar de lo que no conozco con detalle, pero me contaron tantas historias… Las mujeres de la película, tanto las que están como las que están solo en el recuerdo sufren o han sufrido. Creo que también hay una extensión de cierto miedo y de cierto odio al afeminamiento del hombre, como si fuera otro tipo de misoginia. La feminidad se ve como debilidad, no como fortaleza. En la película se refleja mucho en las canciones de dolor y pérdida de esas mujeres de cuarenta y cincuenta años. Es muy potente la mezcla de ese dolor y la voz femenina con el deseo de que el hombre exprese su feminidad.

“Las mujeres de la película, tanto las que están como las que están solo en el recuerdo sufren o han sufrido”

LGI.- Hay algo de melodrama clásico en su apuesta narrativa, ¿es así?

PB.- Sí. He sentido siempre que la teatralidad del mundo de la actuación en la película aportaría la exuberancia y el sentimiento que necesita un melodrama, que lo aportaría de una manera natural. Pero, al mismo tiempo, quería que naciese algo más que eso. La transgresión del mundo de los transformistas nos permite contar de esa manera la película.

LGI.- Hoy, una ola de homofobia recorre el mundo, ¿una película como la suya, de reconciliación y comprensión, puede ayudar a crear una sociedad más tolerante?

PB.- Creo que sí. Nosotros los irlandeses éramos un país muy conservador hace 20 o 30 años y hace dos años se ganó por una amplísima mayoría el referéndum para aprobar los matrimonios homosexuales. Es una prueba de que las transformaciones y el cambio son posibles y aquello fue posible porque muchos defensores de la causa contaban sus propias historias. No hablaban de ideas, hablaban de experiencias.

“El referéndum en Irlanda sobre los matrimonios homosexuales es una prueba de que las transformaciones son posibles”

LGI.- Ha contado con dos de los mejores actores cubanos y con la gran promesa de su cine, Jorge Perugorría, Luis Alberto García y Héctor Medina…

PB.- El personaje de Jorge Perugorría, Ángel, actúa de una forma odiosa, es un matón, un abusador, pero también deja ver cierta bondad, lo que le pasa es que no tiene el idioma para expresarlo. Las películas pueden aportar ese lenguaje. Había visto sus películas antes, sabía que tenía carisma y encanto y que el público iba a querer que fuera una buena persona, y le quería para el papel. Con Luis Alberto García fue de otro modo. Yo quería un transformista real, uno concreto, pero su prueba fue buena, pero no fue fantástica. Luego vi a muchos actores, pero no me daban lo que buscaba. Hasta que la directora de casting me habló de Luis Alberto García. Le convenció para que probara con una canción y ya cuando le vi prepararse supe que él sí podría hacerlo. Y Héctor es genial, solo había hecho una película antes.

 

 

Dirección: PADDY BREATHNACH. Guion: MARK O’HALLORAN. Producción: BENICIO DEL TORO, CATHLEEN DORE, REBECCA O’FLANAGAN Y ROBERT WALPOLE. Fotografía: CATHAL WATTERS. Montaje: STEPHEN O’CONNELL. Música: STEPHEN RENNICKS. Reparto: HÉCTOR MEDINA, JORGE PERUGORRÍA, LUIS ALBERTO GARCÍA, PAULA ANDREA ALI RIVERA, RENATA MAIKEL MACHIN… Distribuidora: BETTA PICTURES. Estreno: 8 de julio de 2016.

Puedes comprar tu entrada aquí.

1 comentario

  • Ana Nieto Bey dice:

    La vi ayer, me parece una de las mejores películas que he visto nunca. El marco de Cuba para contar esta historia es excepcional, un limbo de pobreza (el barrio) en una hermosa canción, donde no hay nada que distraiga de la emoción…cómo el joven lo da todo para ayudar a su padre, para aprovechar esa oportunidad de sentir el calor humano, el verdadero calor que solo una familia puede dar. Una oportunidad para anclar su historia, una gran historia de superación, la vida es dura y esta historia se narra con amor, con perdón y con esperanza. gracias por hacer esta maravillosa película.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.