Sábado, 18 Mayo 2024
Reportajes

“Bienaventurados los queseros”

Los personajes o pasajes de la Biblia han servido de inspiración y han dado al cine algunas grandes obras. Más o menos ortodoxas, son historias que han ido conformando un género para la gran pantalla. El cineasta Darren Aronofsky se suma ahora a esta tradición de cine bíblico con su nueva película, Noé,  para la que ha contado con la complicidad de Russell Crowe.

‘Los diez mandamientos’ (Cecil B. DeMille, 1956)

Es la historia de Moisés, pero es sobre todo una superproducción con un reparto espectacular, con Charlton Heston a la cabeza y acompañado por Yul Brynner, Anne Baxter, Edward G. Robinson, Yvonne De Carlo y Vincent Price, entre otros. Aunque aspiraba a unas cuantas estatuillas de Hollywood, este relato de tres horas y media se llevó solo una, la de los efectos especiales.

‘Ben Hur’ (William Wyler, 1959)

Poderoso Charlton Heston, inolvidable la carrera de cuadrigas (una de las escenas más peligrosas rodadas en el cine)  y hasta hace muy poco (con Titanic) irrepetible la conquista de sus once Oscar. No es una historia que aparezca en la Biblia, sino un relato inspirado en ella con el que el escritor Lewis Wallace intentaba interpretar su propia fe. Karl Tunberg lo convirtió en guión y William Wyler, con Heston, en una obra maestra.

‘La vida de Brian’ (Terry Jones, 1979)

Sin ninguna duda, la versión más divertida e irreverente de todas las que se han inspirado en la Biblia o en alguno de sus personajes, es también una de las mejores parodias de la historia. Los Monty Python en estado de gracia recorrían las calles de Galilea donde vivía un hombre, contemporáneo de Jesucristo y al que confunden con el Mesías. Fue un éxito en la taquilla y a lo largo de los años ha ganado más y más adeptos. Está considerad por varias publicaciones especializadas como “la mejor película de comedia de todos los tiempos”.

‘La última tentación de Cristo’ (Martin Scorsese, 1988)

Magnífica visión de la vida de Cristo firmada por Scorsese. Paul Schrader es el autor del guion de esta película, que alborotó mucho en todos los cines del mundo donde se estrenó, con bastante cabreo de algunos grupos religiosos. Fueron gritos en contra que le hicieron un gran favor a la productora, dando publicidad gratis a la película. Willen Dafoe era Jesucristo, Harvey Keitel interpretaba a Judas y María Magdalena estaba en manos de Barbara Hershey.  

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.