Domingo, 16 Junio 2024
Estrenos Reportajes

Los mejores partidos del cine

El fútbol y, concretamente, la victoria de ‘la Roja’ en el Mundial de Sudáfrica, le vienen al pelo a Daniel Sánchez Arévalo para jugar con las emociones de los personajes de su nueva película, La gran familia española. Y es que los deportes –la competición, el sacrificio, la victoria y la derrota- dan mucho juego a cineastas de cualquier parte del mundo. Hay decenas de películas, ficción y documental, que han aprovechado especialmente el fútbol en sus historias. Recientemente en España y México hemos visto algunas, ahí están Días de fútbol (David Serrano), El penalti más largo del mundo (Roberto Santiago), Rudo y Cursi (Carlos Cuarón), Fuera de carta (Nacho G. Velilla)… Ahí van cuatro que nos gustan mucho.

'Evasión o victoria' (John Huston, 1981)

Además de tener el mérito de reunir a Sylvester Stallone con Michael Caine y Max von Sydow, y de meter en medio a Pelé, y que esa mezcla funcionara, John Huston consiguió convertir en inolvidable una historia predecible, pero muy emocionante y llena de buenos y grandes momentos.

'Quiero ser como Beckham' (Gurinder Chadha, 2002)

Parminder Nagra, Keira Knightley y Jonathan Rhys-Meyers eran los protagonistas de esta película, una comedia que apostaba por la integración, la mezcla de culturas, la tolerancia y el desprecio a tradiciones caducas. Las chicas juegan al fútbol tan bien o mejor que los chicos en esta película británica realizada por un equipo de profesionales de procedencia india.

'El camino de San Diego' (Carlos Sorín, 2006)

Ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine de San Sebastián, la película de Carlos Sorín contaba la historia de un tipo, un fanático de Maradona, que decide viajar a Buenos Aires para hacer un regalo a su ídolo. En el camino conoce a algunas personas, especialmente a Warguinho, y descubre muchas cosas.

'Buscando a Eric' (Ken Loach, 2009)

Maravillosa comedia de Ken Loach, con guion de Paul Laverty, en la que el mítico futbolista Eric Cantona es protagonista junto a Steve Evets. Cantona, interpretándose a sí mismo, acompaña perfectamente a Evets, que fue candidato al premio al Mejor Actor Europeo por este trabajo. La película ganó el Premio del Jurado Ecuménico en Cannes.

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.