Miércoles, 22 Mayo 2024
Estrenos

Yann Gozlan: “Es difícil saber cuál es el precio de la creación”

‘EL HOMBRE PERFECTO’ / El actor Pierre Niney se transforma en ‘el hombre perfecto’ en esta película de Yann Gozlan, una historia en la que el cineasta mide el tiempo y la profundidad hasta los que se puede estirar la mentira y el cambio de identidad. www.cinesrenoir.com 

Declarado admirador de Patricia Highsmith, el cineasta Yann Gozlan recupera parte del espíritu de El talento de Mr. Ripley y de la película de René Clément (A pleno sol, 1960) para contar la historia de Matthieu, un joven de 25 años que aspira a convertirse en escritor. Mientras intenta publicar sus textos, trabaja en una empresa de mudanzas. En uno de las casas, encuentra un manuscrito de un hombre que ya ha muerto. Matthieu firma la historia como suya y así comienza otro relato diferente, uno cargado de presiones y mentiras. El actor Pierre Niney hace un espléndido trabajo en este thriller, en el que le acompañan Ana Girardot, Valeria Cavalli y Eric Savin.

LA GRAN ILUSIÓN.- Más que una historia sobre un robo de identidad, ¿podría decirse que es el robo de una memoria?

YANN GOZLAN.- Sí. Matthieu roba las memorias de un hombre que luchó en la guerra de Argelia. Es algo íntimo, no solo el robo de un libro. Pero él sí se está buscando, sí busca su identidad, quiere convertirse en alguien. Quiere ser un autor, que no es lo mismo que estar buscando el éxito. Por otro lado, sí hay algo sobre la identidad, al final él es como un fantasma.

LGI.- ¿Con El hombre perfecto usted se pregunta por el precio de la creación?

YG.- Eso es. Hay algo de Fausto, el manuscrito robado es como si estuviera maldito, aunque él consigue escribir por sí mismo, pero paga un enorme precio por ello. La película cuenta cuánto cuesta crear, en realidad, él empieza a crear cuando se convierte en asesino, es la idea de que hay que matar a alguien metafóricamente para poder avanzar en la creación. Es difícil saber cuál es el precio de la creación. Pero esta reflexión está en segundo plano, no quería que resultara pomposo.
“El personaje quiere ser un autor, que no es lo mismo que estar buscando el éxito, se está buscando a sí mismo”

LGI.- En ese segundo nivel de lectura, ¿no hay también un paralelismo entre las mentiras que cuenta el personaje y el mismo proceso de crear ficción?

YG.- Sí, la película habla de ese engranaje de la mentira, incluso el tipo que aparece como antagonista podría verse como su propia conciencia. Él está obligado a mentir si quiere seguir avanzando en su historia. Es también un problema de la escritura.

LGI.- Ha elegido que el espectador tenga el punto de vista del protagonista, ¿quería obligarle a ir eligiendo con él?

YG.- No quería que fuera por delante, sino que estuviera a su mismo nivel, intentando así reforzar la identificación con un impostor y un mentiroso. Al fin y al cabo, todos tenemos debilidades. Es un desafío, nadie es perfecto. No quería, además, juzgar al personaje, quería esa empatía. Hace cosas reprensibles, pero que podemos comprender.
“He intentado reforzar la identificación de los espectadores con un tipo que es un impostor y un mentiroso”

LGI.- Empieza con pequeñas mentiras, pero la bola se hace enorme. ¿No era muy arriesgado?

YG.- Era un riesgo para la verosimilitud, pero yo quería eso, partir de pequeñas mentiras y hacer de ellas una bola grandísima al final. Darle ese toque vertiginoso, que te puede volver loco. Partir de una situación realista hacia algo casi barroco.

LGI.- ¿Por qué el libro que roba son las memorias de un hombre que vivió la guerra de Argelia?

YG.- Porque sigue siendo un tema muy sensible en Francia. Los que hicieron aquella guerra, hoy abuelos, no quieren hablar de ello, todavía es tabú. Eso por ejemplo ya no pasa, se ha superado, con respecto al tema del colaboracionismo con los nazis en la II Guerra Mundial. Argelia es un tema todavía un poco secreto y eso daba cierta coherencia a la historia.
“La guerra de Argelia es un tema muy sensible todavía en Francia, aun es un tema tabú, del que no se habla”

LGI.- Los periodistas le preguntan cómo es posible tanto realismo de una historia que él no ha vivido, ¿usted cómo lo consigue con sus historias?

YG.- Porque lo más importante es la verosimilitud psicológica. El secreto cuando creas algo es la empatía. Yo siempre trato de comprender.

LGI.- ¿Por qué eligió a Pierre Niney para el personaje?

YG.- Porque quería una película sexi, solar, negra, pero con decorados de glamour. No quería un tipo con cara de impostor ni de asesino y, por supuesto, necesitaba un actor de mucho talento. Tampoco quería un tipo frío y calculador, que era lo que salía con el primer montaje que hicimos, quería alguien a quien las cosas le superan.     Dirección: YANN GOZLAN. Guion: YANN GOZLAN, GUILLAUME LEMANS Y GRÉGOIRE VIGNERON. Producción: WASSIM BÉJI, THIBAULT GAST Y MATTHIAS WEBER. Fotografía: ANTOINE ROCH. Montaje: GRÉGOIRE SIVAN. Música: CYRILLE AUFORT. Reparto: PIERRE NINEY, ANA GIRARDOT, VALERIA CAVALLI, ERIC SAVIN, LUDOVIS BERTHILLOT… Distribuidora: KARMA FILMS. Estreno: 13 de mayo de 2016. Puedes comprar tu entrada aquí.

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.