Sábado, 18 Mayo 2024
Estrenos Reportajes

'El doble del diablo'/ Imitación del sadismo

Dominic Cooper se mete en la piel de Latif Yahia, un oficial del Ejército iraquí al que Uday Hussein, el sádico primogénito del dictador, convirtió en su doble y su guardaespaldas.

Lee Tamahori cuenta en su nueva película la historia real de Latif Yahia, un oficial del Ejército iraquí al que Uday Hussein, primogénito del dictador, ordenó que se convirtiese en su ‘Fidal’, su doble y su guardaespaldas. “Los sicarios de Uday me amenazaron con violar a mis dos hermanas. No tuve más remedio que aceptar”. El doble del diablo se desarrolla en 1987 en Bagdad. Latif Yahia se encuentra en primera línea del frente cuando es convocado al palacio de Sadam Hussein. Obligado a convertirse, gracias a su parecido físico, en el doble del hijo mayor del dictador, se ve de pronto inmerso en las altas esferas de la familia real. A partir de ese momento tendrá que hacer las veces, en ciertas ocasiones, de Uday Hussein, un imprudente joven con un hambre feroz por el sexo y la brutalidad. Consciente de que su vida y la de su familia corren peligro, Latif Yahia emprende un minucioso trabajo para aprender a moverse y a hablar como Uday, pero al mismo tiempo, crea un vínculo muy especial con Sarrab, la amante del príncipe, que es perseguida por sus propios agentes secretos.

Verdad y ficción

La película, creada sobre el libro del protagonista real de esta historia, narra los años en que este hombre vivió esta terrible situación. El director, sin embargo, se ha permitido ciertas licencias con la ficción para inclinar más su película hacia el género de gangsters. “Además, los biopics no son mis películas favoritas, porque siempre intentan centrarlo todo cerca de los hechos. La verdad mezclada con ficción te hace ser más libre”.
Dominic Cooper: "Me encantó explorar acerca de cómo podemos disfrazarnos nosotros mismos"
Así, El doble del diablo es al mismo tiempo una historia real y un relato de crímenes, delincuentes organizados, poder, codicia y ambición. Una aventura desgraciada en la que un hombre se ve envuelto en situaciones trágicas, terribles, en las que debe mostrar, imitar, el mismo sadismo que el personaje al que sustituye. De lo contrario, se convertirá él en la víctima.

La elección de Dominic Cooper

Decidir quién iba a ser el actor que encarnara a dos hombres tan parecidos físicamente, pero tan diferentes en realidad, era, sin duda, el reto de esta película. Dominic Cooper fue el elegido. “No puedes pedir más, interpretar en una misma película a dos personajes que son tan absolutamente diferentes. Me encantó explorar acerca de cómo podemos disfrazarnos nosotros mismos y convertirnos en alguien que no somos y cómo siempre estamos atormentados por eso en lo que nos convertimos temporalmente”.
"Uday se hizo un nombre por sí mismo a través de la violencia injustificada"
El actor encontró dificultades para encarnar al personaje del príncipe Uday. Al no entender sus motivaciones ni su forma de ser, decidió enfrentarse al personaje desde la relación que éste mantenía con su padre. “Me imaginaba el rechazo que debía sentir, incluso como primogénito, cuando su padre no quería darle protagonismo alguno porque no confiaba en él. Uday fue criado en un ambiente tan brutal que tuvo la necesidad de hacerse un nombre por sí mismo a través de la violencia injustificada”.

El auténtico Latif Yahia

“He sufrido más de un intento de asesinato”, reconoce el auténtico Latif Yahia recordando los años en que tuvo que hacerse pasar por el doble de Uday Hussein, aterrorizado ante la posibilidad de un atentado contra él. Metido en su piel, tuvo que ser testigo de horrores como violaciones o sesiones de tortura. “Aquello era una salvajada permanente. Tanta violencia rutinaria cambió mi carácter. Lo vi de cerca pero no participé activamente en nada de ello”, asegura.
Latif Yahia: "Aquello era una salvajada permanente. Tanta violencia rutinaria cambió mi carácter"
El propio Uday le disparó en un hombre en uno de sus arrebatos. Yahia huyó del país, en plena posguerra del Golfo, pero cayó en manos de guerrilleros kurdos, que le robaron y pretendían entregarlo de nuevo a Irak. La CIA le rescató y le ayudó a pasar a Turquía. Los agentes de Sadam le persiguieron por varios países, pero finalmente se salvó y, gracias a la propuesta de un semanario vienés, escribió su libro.   Dirección: Lee Tamahori. Guion: Michael Thomas, sobre la biografía de Latif Yahia. Producción: Paul Breuls, Michael John Fedun, Emjay Rechsteiner y Catherina Vandeleene. Fotografía: Sam McCurdy. Montaje: Luis Carballar. Música: Christian Henson. Reparto: Dominic Cooper, Ludivine Sagnier, Raad Rawi, Akin Gazi, Philip Quast, Mimoun Oaïssa, Khalid Laith, Dar Salim y Mem Ferda. Distribuidora: Waner Bros. Estreno: 5 de diciembre. www.warnerbros.es  

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.