Sábado, 22 Junio 2024
Reportajes

Jugando con el tiempo / Historias que parecen contadas en tiempo real

Jan Ole Gerster ha conseguido que se le conozca ya como la gran promesa del nuevo cine alemán y ha sido gracias a su película Oh Boy. Rodada en blanco y negro, en ella se cuenta la noche que pasa su personaje protagonista, un treintañero un tanto desubicado, deambulando por Berlín. No es el primero que hace parecer que su historia sucede en tiempo real. Otros lo han hecho muy bien ya antes… Alfred Hitchcock rizo el rizo en La soga, donde el tiempo sí el real, y Fred Zinnemann se ganó que se recordara Solo ante el peligro por esta característica.

‘Tarde de perros’ (Sidney Lumet, 1975)

Oscar al Mejor Guion, Concha de Plata al Mejor Actor para Al Pacino en San Sebastián y decenas de premios más recompensaron el trabajo de Sidney Lumet en esta película, inspirada en una historia real. En ella hay se encuentra una de las mejores interpretaciones de la trayectoria de Al Pacino. Impresionante también su compañero de reparto, John Cazale.

‘¡Jo, qué noche! (Martin Scorsese, 1985)

Martin Scorsese se alzó con el Premio al Mejor Director en Cannes por este trabajo, una comedia con tintes de humor negro, protagonizada por Griffin Dunne y en la que se narraba la enloquecida noche de un anodino trabajador de una compañía de informática. El tipo pierde el último metro y se encuentra en medio de la noche neoyorquina y de una aventura peligrosa y fascinante.

’27 horas’ (Montxo Armendáriz, 1986)

Rodada en San Sebastián, es el segundo largometraje de Montxo Armendáriz y en él se narraban 27 horas de unos jóvenes buscando la forma de conseguir heroína. Pero la película, protagonizada por Martxelo Rubio, Maribel Verdú y Jon San Sebastián, iba muchísimo más allá y en realidad utilizaba la droga como excusa para hablar de muchos otros asuntos. Ganó la Concha de Plata en el certamen.

'La última noche’ (Spike Lee, 2002)

Historia de las últimas 24 horas de libertad de Monty Brogan (Edward Norton), condenado a siete años de cárcel por tráfico de drogas. El tiempo que le queda antes de ingresar en prisión lo pasará intentando reconciliarse con su padre y al lado de sus dos mejores amigos. Brian Cox, el tristemente desaparecido Philip Seymour Hoffman y Barry Pepper interpretaban a estos personajes. Spike Lee rodó sobre un guion de David Benioff, que se adaptó a sí mismo.

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.