Perrine empieza a vivir

Comparte en RRSS

‘LAS SILLAS MUSICALES’ / Isabelle Carré se transforma en esta comedia de Marie Belhomme en una mujer que no confía en ella misma y que vive con cierto desequilibrio. Carmen Maura y Philippe Rebbot la acompañan en el reparto. www.cinesrenoir.com

La directora y guionista Marie Belhomme ha apostado en su ópera prima por una comedia bastante singular, que se construye sobre el desequilibrio emocional y de personalidad del personaje principal, el de Perrine, interpretado por Isabelle Carré, en uno de los papeles más divertidos de su carrera.

Ella es una mujer a punto de cumplir los cuarenta que malvive animando fiestas infantiles, en las que se pone disfraces completamente ridículos, o fiestas de ancianos, en las que repite con otros disfraces igual de ridículos. Además, se ofrece como “músico casi profesional” para dar clases. Un día, en una loca carrera de una fiesta a otra, se pierde y para en el camino a preguntar. Lo único que consigue es que un hombre tenga un grave accidente que le deja en coma. Acosada por la culpa, acude a verle todos los días al hospital, se entremete en su vida intentando que las cosas le vayan bien y, poco a poco, se enamora de él.

“Quería rodar la crónica de una joven un poco loca, un poco torpe, huyendo continuamente”

Con guion de la propia directora junto con Michel Leclerc, la película cuenta en el reparto junto a Isabelle Carré con la actriz Carmen Maura, en el papel de la directora de una residencia de ancianos que se llama ‘Porca miseria’. El papel del hombre que sufre el accidente, Fabrice, está en manos de Philippe Rebbot.

“Más que una historia o una situación, mi punto de partida es el personaje de Perrine. Al principio, quería rodar la crónica de una joven un poco loca, un poco torpe, huyendo continuamente. De hecho, corre mucho durante toda la película…”, dice la directora, que hace que su personaje principal pase todo el tiempo pidiendo disculpas a los demás y ‘sintiendo mucho’ casi todo lo que hace.

“Es una ‘no’ comedia romántica. Hay una historia de amor, pero ella se enamora de un hombre que no la ve”

Así, con un personaje con estas características, Las sillas musicales se convierte, en palabra de Marie Belhomme en una “no” comedia romántica. “Es verdad que hay una historia de amor, pero la protagonista se enamora de un tipo que no la ve. En cuanto a él, se ve embarcado en esta historia sin poder participar en ella porque está en coma. Y además, me gustaba la idea de introducir esa ambigüedad: ella quiere que se despierte y, al mismo tiempo, es lo último que querría. Ella es entrañable, uno quiere quererla y, al mismo tiempo, está robándole la vida a una persona que está en el hospital por su culpa…”

Las referencias para la película fueron las comedias americanas de los años cincuenta, “historias caprichosas, a veces, en las que se mete el espectador porque el ritmo está muy bien trabajado y la narración muy bien dramatizada. De ahí esta dramaturgia, con forma de bola de nieve. En cuanto al tono, me gustaban tanto las comedias puras como los universos un poco al filo del género”.

 

 

Dirección: MARIE BELHOMME. Guion: MARIE BELHOMME Y MICHEL LECLERC. Producción: AGNÈS VALLÉE Y EMMANUEL BARRAUX. Fotografía: PÉNÉLOPE POURRIAT. Montaje: MATTHIEU RUYSSEN Y SÉBASTIEN DE SAINTE CROIX. Reparto: ISABELLE CARRÉ, CARMEN MAURA, NINA MEURISSE, LAURENT QUERE, PHILIPPE REBBOT… Distribuidora: KARMA FILMS. Estreno: 28 de agosto de 2015.

Puedes comprar tu entrada aquí.

 

 

 

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *