Viernes, 14 Junio 2024
Estrenos Reportajes

Aidan Bloom intenta madurar

‘OJALÁ ESTUVIERA AQUÍ’ / Zach Braff firma el guion, la producción y la dirección de esta comedia, una película que él mismo protagoniza junto a Kate Hudson y Josh Gad. Rodada en un solo mes, se pudo concluir gracias a un sistema de crowdfunding para financiarla.

Zach Braff se empeñó en sacar adelante este proyecto, un filme en el que firma el guion, la dirección, la producción y que protagoniza y para el que tuvo que acudir al crowdfunding, un sistema de financiación colectiva, micromecenazgo. A través del portal Kickstarter, se consiguieron los fondos necesarios para producir la película, segundo largometraje en la filmografía de Zach Braff, tras la comedia romántica Algo en común, con la que debutó. Ojalá estuviera aquí es la historia de una vida en plena transformación. Aidan y Sarah son una pareja que vive en Los Ángeles, donde gracias a un trabajo mal pagado que tiene ella sobreviven ambos y sus dos hijos. Él es un actor bastante mediocre, en plena crisis profesional, que no termina de crecer definitivamente. La noticia de que su padre está enfermo y arruinado y no puede seguir ayudándoles económicamente precipita los cambios. Aidan decide educar a sus hijos en su propia casa, es un amago de madurar, de poner, por fin, los pies en la tierra, mientras que su hermano Noah apuesta por su creatividad en el universo de las convenciones de cómics.

Los sueños de Aidan Bloom

Zach Braff se reserva el papel principal, el de Aidan Bloom, mientras que deja los otros dos personajes principales en manos de Kate Hudson y Josh Gad. Con ellos construye esta comedia, rodada en un mes y en la que reflexiona acerca de las relaciones que establecemos con la vida, de cómo decidimos que vamos a vivir y de hasta dónde somos capaces de conseguir hacer nuestra voluntad. En el caso de los personajes de la película, son los problemas económicos los que aceleran las cosas. Los sueños del protagonista, que a sus treinta y tantos y con dos hijos sigue ambicionando convertirse en el caballero espacial con el que fabula desde niño, se deben cambiar por otras ambiciones. Aidan ha llegado a una situación en la que, con más o menos intención, deberá hacer el viaje hacia la vida de adulto.

Un ejercicio de doble intención

Ojalá estuviera aquí es un ejercicio de doble intención. En medio de la crisis económica, Zach Braff consigue sacar adelante el proyecto de un largometraje cinematográfico, una película que muestra la situación de una familia acosada por los problemas de estos tiempos. Le necesidad de dinero es, de hecho, el problema que desencadena la transformación del personaje. No poder seguir pagando el colegio de sus hijos es el acontecimiento que provoca todas sus decisiones posteriores. Y para contar todo ello, el director, guionista, productor y actor se lanzó a una campaña de crowdfunding. Al principio, Braff pensó que podría recaudar dos millones de dólares a través de la colecta desde Kickstarter. Los que aportaran fondos podrían hacerse con un diario en vídeo de la realización de la película o con entradas para las proyecciones. A los que colaboraran con la máxima cifra, establecida en 10.000 dólares, se les entregaría una acreditación para la película. Finalmente, el equipo consiguió algo más de dinero, un total de 2.258.710 dólares, es decir, un 112% de lo calculado.     Dirección: ZACH BRAFF. Guion: ADAM J. BRAFF Y ZACH BRAFF. Producción: ADAM J. BRAFF, ZACH BRAFF, MICHAEL SHAMBERG Y STACEY SHER. Fotografía: LAWRENCE SHER. Montaje: MYRON KERSTEIN. Música: ROB SIMONSEN. Reparto: ZACH BRAFF, KATE HUDSON, JOEY KING, JOSH GAD, ASHLEY GREENE, DONALD FAISON, MICHAEL WESTON, PIERCE GAGNON, JIM PARSONS Y MANDY PATINKIN. Distribuidora: VÉRTIGO FILMS. Estreno: 12 de septiembre de 2014.  

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.