Lunes, 26 Febrero 2024
Curiosidades Reportajes

Censura, ridícula censura

La censura franquista fue implacable y tan celosa de su tarea que, en algunos casos, se pasó de lista e hizo un ridículo espantoso. Con el tiempo, se han recuperado versiones originales de las películas en las que metió mano, algunas muy famosas. Aquí tres de los casos más conocidos:

Es conocidísima la intervención que hizo la censura franquista en la película Mogambo. Para ocultar que el personaje de Grace Kelly podía cometer adulterio con el de Clark Gable, los censores tuvieron la brillantísima idea de convertir, gracias a los trucos del doblaje, a su marido (Donald Sinden) en su hermano. Desde luego, el adulterio desaparecía como tal, se solapaba con un caso de incesto mucho más escandaloso en aquella y otras épocas. En Con la muerte en los talones la censura cambió un parlamento de Eva Marie Saint. La actriz decía: "Nunca hago el amor con el estómago vacío", pero en los cines españoles se escuchaba la absurda frase de: "Nunca discuto de amor con el estomago vacío". Otra de las intervenciones de la intérprete, cuando, insinuándose a Cary Grant, decía: ''Será una noche larga y no me gusta el libro que he empezado a leer'', jamás se escuchó en nuestras salas hasta entrados los ochenta. El personaje de Rick (Humprey Bogart) en Casablanca llegó a España con un pasado distinto al de la versión original. En aquella había sido un luchador republicano en nuestra Guerra Civil y en el filme que se vio en nuestros cines se decía que había peleado contra la anexión de Austria por los nazis.

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.