Miércoles, 22 Mayo 2024
Reportajes

'Magic Mike'. La combinación del éxito

Channing Tatum, un stripper en la nueva película de Steven Soderbergh.

Hay muchas maneras de admirar la belleza física de una persona. Y de las distintas formas de observar pueden surgir la fascinación, el encandilamiento, incluso el aturdimiento. Pero también existen otras posibilidades, algunas sucias y turbias. Entre unas y otras, quedan espacios para contemplar un cuerpo atractivo, sugerente. Quedan la diversión, la alegría, el entretenimiento desprejuiciado, atrevido… Ponga usted en la categoría que convenga a un espectáculo de strippers y ahora, si no es de los que se jactan de ser público habitual de estos shows, confiese: le daría una vergüenza atroz que le vieran en una sala de strippers, pero no le importaría nada que le dejaran mirar desde un escondite seguro. El cineasta Steven Soderbergh se lo pone aún mucho más fácil, le muestra la parte humana de los bailarines, les cuenta el cómo, el por qué y, sobre todo, el cuánto, le da un aire casi ‘glamouroso’ y lo hace con mucho ritmo y con siete actores guapos, con cuerpos privilegiados y un buen sentido del espectáculo. Más de diez millones de espectadores La combinación ha conseguido que en EE.UU. más de diez millones de personas hayan visto ya Magic Mike, la nueva película de Steven Soderbergh, que solo en su estreno recaudó 40 millones de dólares. Es la historia de Mike (Channing Tatum), un joven emprendedor que busca cualquier forma de ganar dinero para sacar adelante su negocio, una empresa de venta de réplicas de muebles antiguos. Por la noche es stripper, Magic Mike. De hecho es la estrella del espectáculo en el club Xquisite, regentado por Dallas (Matthew McConaughey). Mike conoce a un chico e intuye que ganaría dinero fácil bailando en el club. Apodado El Niño (Alex Pettyfer), el joven comienza muy pronto a reunir legión de admiradoras. De la relación entre ambos surge otro vínculo, el de Mike con Brooke (Cody Horn), la hermana del Niño. El resto de los strippers del espectáculo son Ken (Matt Bomer), Pollón Richie (Joe Manganiello), Tarzán (Kevin Nash) y Tito (Adam Rodríguez). El ambiente del club Xquisite El rodaje de Indomable reunió al cineasta Steven Soderbergh (Sexo, mentiras y cintas de vídeo, Traffic, ¡El soplón!, Che, el argentino…) con el actor Chaning Tatum (Memorias de Queen, Enemigos públicos, Infiltrados en clase…). Este contó al director que cuando tenía 18 años trabajó durante unos meses de stripper y que siempre había pensado que de aquella experiencia podría surgir un buen argumento, porque cada vez que salía el tema se activaba la curiosidad de la gente. Cuánto gana un stripper, cómo es el ambiente, cómo se entra en ese mundo…. La historia también estimuló la curiosidad de Soderbergh que pensó que era “una de las mejores ideas para una película que yo había oído”.
Soderbergh: "Era una de las mejores ideas para una película que yo había oído"
Ahí nació Magic Mike, una película que podría haber discurrido por territorios más cenagosos. Al fin y al cabo, el mundo de los strippers puede ser desagradable, molesto, grosero… Sin embargo, la apuesta de Steven Soderbergh es justo la contraria. Su intención desde el principio del proyecto fue contar una historia en la que se sugiriesen más cosas de las que se verían y con ella conseguir arrancar la sonrisa del espectador. Sus protagonistas, esos bailarines del club Xquisite, son chicos que están ganándose un dinero mientras investigan otros caminos para sus vidas. Por eso, muchas conversaciones en la película tienen que ver con el dinero y con el trabajo. Un trabajo que, tal y como se muestra en el filme, podría perjudicar en futuros negocios a los bailarines. Y para conseguir esa versión que no molestara a hombres ni mujeres, Soderbergh trabajó en varios montajes, hasta que dio con el definitivo. El pasado de Channing Tatum El pasado como stripper de Tatum es definitivo en el origen de esta película. El actor recuerda aquella época de stripper, en la que él trabajaba bajo el nombre artístico de Chan Crawford, con una mezcla de nostalgia y alergia. “Trabajaba dos horas y ganaba 150 dólares, a veces llegaba a los 600 semanales, que para mí en aquella época eran mucho dinero. Me divertía mucho lo que estaba relacionado con el espectáculo, aunque bailar en tanga puede ser una experiencia bastante humillante. Cuanto más sexi quieres parecer, más penoso resulta. Por eso lo mejor es tomarlo por el lado cómico”, dice el intérprete, que añade: “Los strippers son los chicos más sencillos que te puedas imaginar. Si tienen que hacer el número del bombero, harán la versión más trivial posible de un bombero, pero a las mujeres les encanta: chillan y se ríen y les ponen billetes en la ropa. Era una locura. Nos sentíamos estrellas del rock”.
Channing Tatum: "Bailar en tanga puede ser una experiencia bastante humillante"
Rodar en tanga Estrellas que actúan con disfraces sexualmente sugerentes para terminar bailando en tanga. “Si todo el mundo va vestido con un tanga, cualquier conversación es rara, pero al mismo tiempo en ese ambiente no hay pregunta equivocada. Channing Tatum llegó diciendo que teníamos que repetirnos que ‘es solo raro si queremos que sea raro’. Y esa fue la actitud de todos en el trabajo”, explica Steven Soderbergh en una entrevista concedida a Collider.com. En esa misma conversación el director destaca “lo disciplinado” que fue el reparto. “Comieron como conejos, lechuga con jugo de limón. Honestamente, he trabajado en películas con un montón de mujeres espléndidas que se cuidan mucho, pero nunca había visto esta clase de disciplina”.   Dirección: Steven Soderbergh. Guion: Reid Carolin. Producción: Key Films. Fotografía: Steven Soderbergh. Montaje: Steven Soderbergh. Reparto: Channing Tatum, Alex Pettyferm, Matthew McConaughey, Joe Manganiello, Cody Horn, Olivia Munn, Matt Bomer, Riley Keough, Kevin Nash, Adam Rodríguez y Gabriel Iglesias. Distribuidora: Alta Films. Estreno: 5 de octubre. www.altafilms.con

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.