Jueves, 20 Junio 2024
Reportajes

“¡Ojalá supiera cómo dejarte!” / Historias de infidelidad

La venganza calculada que llevan a cabo los personajes de Betrayal, cuarto largometraje de Kirill Serebrennikov, es una manera, no la más saludable, desde luego, de enfrentarse a una traición amorosa. Hay otras formas de hacerlo, unas con peores consecuencias todavía, otras más humanas y bondadosas.

‘Muerte de un ciclista’ (Juan Antonio Bardem, 1955)

Obra maestra del cine español, Premio de la Crítica Internacional en el Festival de Cannes, la película de Juan Antonio Bardem reflejaba la hipocresía social, el miedo a la verdad. Lucía Bosé y Alberto Closas, protagonistas, interpretaban a una pareja de amantes que, atropellan accidentalmente a un ciclista y deciden ocultarlo para que no salga a la luz su relación.

‘La hija de Ryan’ (David Lean, 1970)

Maravillosa película de David Lean, con una inolvidable interpretación de Robert Mitchum y  una enorme humanidad en la historia. Sarah Miles era la coprotagonista del filme, donde se contaba cómo un maestro regresaba a su pequeño pueblo irlandés, donde caía en los brazos de una impulsiva joven, que conseguía llevarle al altar. No salía bien y ella se encaprichaba de un oficial inglés. Lean, por supuesto, no se limitaba a la simpleza de contar la infidelidad, sino que ahondaba y retrataba los cimientos de una sociedad inhumana y cruel.

‘Brokeback Mountain’ (Ang Lee, 2005)

Ganadora de tres Oscar, entre ellos el de Mejor Director y Mejor Guion Adaptado, esta es una inolvidable historia de amor que es, al mismo tiempo, relato de una infidelidad. Dos vaqueros que se enamoran es algo muy peligroso a los ojos de una sociedad pacata, integrista y completamente homófoba (“¡Ojalá supiera cómo dejarte!”). Dos hombres que para ocultar su condición homosexual buscan una mujer con quien casarse cometen un acto de cobardía que puede hacer sufrir a los demás.

‘Match Ponit’ (Woody Allen, 2005)

Un ambicioso profesor de tenis y una atractiva americana, dos buscavidas, se encuentran en territorio ajeno, el de la aristocracia británica. Woody Allen juega con la pasión y, sobre todo, con la ambición, para contar paso a paso la historia de una infidelidad y sus consecuencias. Jonathan Rhys Meyers, Scarlett Johansson, Matthew Goode y Emily Mortimer eran los protagonistas.

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.