“Te advierto que por aquí una palabra es poco y dos son demasiadas”

Comparte en RRSS

Franco Nero debutó en el cine con esta película, un spaghetti western emblemático, película de culto dirigida por Sergio Corbucci en 1966, a la que ahora rinde homenaje Quentin Tarantino con su Django desencadenado.

Una extraña mezcla de exceso de violencia y toques surrealistas imprimía a este filme su carácter peculiar dentro del subgénero del spaguetti western, donde se fue ganando el título de producción legendaria, ejemplo a seguir que, de hecho, ha provocado decenas de secuelas a lo largo de los años.

Con guion de Sergio y Bruno Corbucci, Franco Rossetti, José Gutiérrez Maesso y Piero Vivarelli, la película comenzaba con las imágenes de una mujer azotada por un grupo de hombres. Ella era María en la ficción y en la realidad, la actriz Loredana Nusciak. El paisaje, un desértico espacio en la frontera con México, recibía entonces al protagonista, Django, un tipo que va a todas partes con una caja de muerto y que rescata a la mujer.

El sello de la película es una mezcla de exceso de violencia y surrealismo

Poco después, Django comprende que en esa zona existe una peligrosa rivalidad entre dos bandas, la del mayor Jackson (interpretado por Eduardo Fajardo) y la del general hugo Rodríguez (el español José Bodalo). El primero es un norteamericano racista y el segundo es un mexicano revolucionario. El personaje principal de este western –rodado en parte en La Pedriza y Colmenar Viejo- se alía con el segundo, al que luego engaña para robarle el oro.

Torturado y con las manos aplastadas, Django se enfrentará en un duelo a muerte en un cementerio a Jackson. Y ahí se verá que su intención nunca fue conseguir riqueza sino acabar con los hombres que asesinaron a su esposa, enterrada en ese mismo camposanto.

La película, que se rodó en parte en La Pedriza y Colmenar Viejo, se prohibió en Inglaterra

La película, que se prohibió en Inglaterra por su violencia, ya había inspirado a Quentin Tarantino antes de ahora. De hecho, el cineasta rendía su homenaje a este spaghetti western en su ópera prima, Reservoir Dogs, donde copiaba la escena en que un tipo rebana la oreja a un predicador. Además, en una de las secuelas más recientes de este filme, Sukiyaki Western Django, de Takashi Miike, Tarantino interpretaba un personaje.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.