Cine en versión africana

Comparte en RRSS

Muchos cines africanos, debido a los costos de licencia e impresión, encargaban los carteles de las películas que exhibían a artistas gráficos locales. Algunos artistas no tenían referencias de la película que estaban dibujando y no les quedaba más remedio que echarle imaginación.

Desde Steven Spielberg a Quentin Tarantino pasando por John Carpenter, una increíble muestra de arte expuesta la pasada primavera en Londres exhibió estas particulares versiones de las películas americanas de los 80 y los 90.

«African Gaze» es el resultado del contexto sociocultural que se dio en Ghana a finales de la década de 1980. Fue entonces cuando las empresas de cine itinerante empezaron a prosperar en el área, llevando proyecciones de películas a pueblos y áreas rurales sin teatros ni electricidad. Estos «clubes de video» improvisados, generalmente compuestos por un generador diesel, una videograbadora y un televisor o proyector cargado en un camión, viajarían por todo el país exhibiendo éxitos de taquilla de Hollywood y Bollywood, así como películas de África occidental.

Para atraer a los espectadores, los clubes de video necesitaban publicitar sus carteleras. Pero al no tener los carteles originales de las películas, ni los medios para imprimir (los gobernantes militares del país incluso habían restringido la importación de imprentas) buscaron una alternativa. Así empezaron a crear los suyos propios y comisionaron a los artistas locales para que los pintaran a mano en sacos de harina usadosEran grandes, generalmente de 40 a 50 pulgadas de ancho y 55 a 70 pulgadas de altura.

La muestra cuenta con más de 100 carteles, desde fines de la década de 1970 hasta principios de la década de 2000 cuando la demanda empezó a decrecer ya que el visionado en el hogar se generalizó y la impresión se volvió más práctica que la creación de obras de arte originales que tardaban días en hacerse.

Os dejamos una muestras de estas obras famosas por su estilo llamativo y exuberante, lleno de músculos, sangre y rasgos exagerados.«Fueron diseñados para vender entradas de cine, se trataba de hacer pasar a la gente por las puertas», dice Brian Chankin, un distribuidor y coleccionista «Así que el objetivo realmente era tratar de hacer que cada póster fuera lo más único posible, sin mencionar lo más loco posible».

Ocasionalmente, los artistas se tomaban una licencia creativa al representar eventos que no estaban en las películas. «A veces veía películas y elegía algunas secuencias», dice Heavy Jay, un artista que posee un estudio en Teshie, cerca de la capital de Ghana, Accra. «Pero si la película me resultaba muy aburrida, usaba mi propia imaginación, representando algunas imágenes y acciones que no estaban en las películas, para atraer a más personas a verlas».
  1.  «La Cosa»

    «Indiana Jones: En busca del arca perdida»

    «Alien»

    «James Bond: La espía que me amo»

    «E.T»

1 comentario

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.