Martes, 21 Mayo 2024
Estrenos Reportajes

Donde Chopin no está de moda

‘LA CLASE DE PIANO’ / El guionista y director Ludovic Bernard se adentra en las bondades sociales de la música y del arte con esta película, con Kristin Scott Thomas y Lambert Wilson. www.cinesrenoir.com

“Estaba en la estación de Bercy esperando el tren y escuché a un joven tocando el piano. Y era un joven que, a primera vista, no parecía en absoluto ser alguien afín a la música clásica, pero estaba tocando un vals de Chopin de manera excelente”. De aquel momento mágico nació la nueva película de Ludovic Bernard.

Las ideas que llegaron a la cabeza del director y guionista en Bercy, todas las preguntas que se hizo alrededor de ese joven músico, fueron el germen de la historia de La clase de piano, en la que la acción se traslada a la Estación de París del Norte. El guion está escrita por él mismo junto a Johanne Bernard.

“A la música clásica se le considera muy elitista cuando, en realidad, muchísimas canciones modernas se inspiran en ella. Tendría que ser popular”

Kristin Scott Thomas, Lambert Wilson, Karidja Touré y Jules Venchetrit son los intérpretes protagonistas de esta historia, la de Mathieu, Pierre y la ‘Condesa’. Pierre, director del Conservatorio de Música de París, escucha a Mathieu tocar el piano en una estación de tren y rápidamente reconoce su excepcional talento.

Un día, Mathieu acaba en la cárcel por un robo menor y solo Pierre consigue sacarle a cambio de que haga servicios comunitarios en el conservatorio. Sin embargo, el director tiene otra idea en mente para el joven: quiere que perfeccione su técnica y participe en la competición nacional de piano. El nuevo alumno tendrá entonces que lidiar con las clases de la intransigente ‘Condesa’, mientras se enamora de su compañera Anna.

“Los jóvenes de extrarradio que no tienen acceso a la música clásica, la presión social les obliga a conformarse con la cultura dominante”

“Creo que la música clásica está considerada como algo caduco, sobre todo en los barrios marginales o en la cultura popular, eso fue lo que llamó mi atención al escuchar a ese joven en la estación –dice el director-. En la película, intento poner de moda la música clásica y demostrar que a todos nos puede gustar Rachmaninoff, Mozart o cualquier otro. A la música clásica se le considera muy elitista cuando, en realidad, muchísimas canciones modernas se inspiran en ella. Tendría que ser popular”.

El personaje de Mathieu viene de un barrio marginal y tuvo nociones de piano, pero para sus amigos, eso es algo de lo que burlarse. “Igual que para todos los jóvenes de extrarradio que no tienen acceso a la música clásica porque la presión social les obliga a conformarse con la cultura dominante, como saber escuchar rap, por ejemplo. Es difícil asumir algo así. Si Mathieu hubiera preferido tocar la batería, todos le habrían animado, pero tocar Chopin es algo ridículo. Por eso prefiere ser discreto”.

Dirección: LUDOVIC BERNARD. Guion: LUDOVIC BERNARD Y JOHANNE BERNARD. Producción: ERIC JUHÉRIAN Y MATHIAS RUBIN. Fotografía: THOMAS HARDMEIER. Montaje: ROMAIN RIOULT. Música: HARRY ALLOUCHE. Reparto: KRISTIN SCOTT THOMAS, LAMBERT WILSON, KARIDJA TOURÉ, JULES BENCHETRIT. Distribuidora: AVALON. Estreno: 15 de febrero de 2019. Puedes comprar tu entrada aquí.

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.