Miércoles, 28 Febrero 2024
Estrenos Reportajes

Madres, madres, madres

Los retratos de las mujeres en el cine suelen ser bocetos parciales de la persona. Madres, esposas, novias o hijas, y casi nunca MUJERES. Esa reducción es la misma que Joachim Lafosse denuncia en su ficción Perder la razón, en la vida de su protagonista, Murielle.

El cine, reflejo a menudo de sociedades machistas, no trata muy bien a sus personajes femeninos. Hay, por supuesto, grandísimas excepciones, pero lo habitual es ver que las mujeres aparecen en la gran pantalla como un personaje-herramienta, un útil que sirve para cualquier cosa que necesite el personaje principal, a menudo un hombre. Un hombre, en una película, es un hombre, y luego, además, puede ser padre, esposo… En el caso de la mujer suela ser justamente lo contrario, pocas veces será una mujer y casi siempre será madre, esposa, hija… La condición de madre, una de las más visitadas en el cine y la televisión, tiene, a su vez, diferentes vertientes. Hay madres-coraje (Mi pie izquierdo, El intercambio, No sin mi hija…), madres amorosas, comprensivas, esforzadas… y madres malas, malvadas, pérfidas… Y entre éstas…

Margareth White, de ‘Carrie’ (Brian de Palma, 1976)

Psicótica irrecuperable, radical extremista religiosa, dice que su único amigo es Jesús y maltrata constantemente a su hija, Carrie. La actriz Piper Laurie dio vida a esta peligrosa madre y por su trabajo fue candidata al Oscar a Mejor Actriz Secundaria. En el ‘remake’ que ha dirigido Kimberly Peirce (de próximo estreno), la madre está en manos de Julianne Moore.

Joan Crawford, en ‘Mamita querida’ (Frank Perry, 1981)

La actriz Joan Crawford salía muy mal parada como madre en esta película, donde se contaba la relación que había tenido con su hija Christine, autora de la novela en que se basa el filme. Faye Dunaway interpretaba el personaje, una madre alcohólica, violenta, maltratadora… un siniestro retrato de la maternidad.

Livia Soprano, de ‘Los Soprano’ (David Chase, 1999)

Es una malvada sin resquicios, sin una sola grieta, una excepción creativa, un personaje que debería estudiarse en las escuelas de guion de todo el planeta. La actriz Nancy Marchand, que murió antes de que terminara de rodarse la serie completa, interpretaba a esta mujer, que nunca protegió a su hijo de los golpes del padre y que llegó a traicionarle años después.

Mary, de ‘Precious’ (Lee Daniels, 2009)

Interpretada por Mo’nique, es una de las madres más canallas y malignas del cine. Por este trabajo en la película de Lee Daniels se llevó el Oscar, el Globo de Oro, el BAFTA y el premio del Sindicato de Actores a la Mejor Actriz de Reparto. Es una madre que consiente los abusos a su hija, una chica a la que deja crecer analfabeta, con problemas de sobrepeso y gravísimas carencia emocionales.

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.