Miércoles, 28 Febrero 2024
Reportajes

Monica Bellucci: “La belleza te hace interesante solo cinco minutos”

El cineasta Philippe Garrel  rodó a Monica Bellucci desnuda para una de las primeras secuencias de Un été brûlant, la convirtió en musa del artista de esta historia. La actriz italiana, considerada una de las mujeres más bellas del cine, ha demostrado a lo largo de su carrera que tiene mucho más que un magnífico físico (“La belleza te hace interesante solo cinco minutos”).

 

Monica Bellucci se rifaba como amante en su primera aparición en el cine, La Rifa, de Francesco Laudadio. Un año después era una de las novias de Drácula en la película de Francis Ford Coppola y con el tiempo se convirtió en Cleopatra (Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, de Alain Chabat). Parece que no hay barreras para la actriz, que hace poco se marcó un streptease delante del gran De Niro (Las edades del amor). Han sido ya muchos los personajes que Bellucci ha interpretado en el cine, aunque ninguno de ellos tan polémico como el que hizo en Irreversible, de Gaspar Noé, en el que estuvo acompañada de su marido, Vicent Cassel. Aquella película colocó a la pareja en la diana de feroces críticas y ataques. Y muchos han sido los cineastas que la han buscado para sus películas, desde Isabel Coixet (A los que aman), pasando por Terry Gilliam (El secreto de los hermanos Grimm),  hasta Giuseppe Tornatore, que en Malena la convertía en la inspiración de un grupo de adolescentes en pleno despertar sexual. Bajo sospecha fue su primera gran película americana. En ella compartía cartel con Gene Hackman y Morgan Freeman. Hollywood la ha buscado muchas veces después, así la hemos visto en Matrix Reloaded y Matrix Revolutions. Y de aquellos tiempos surgió su participación en La pasión de Cristo, de Mel Gibson, para la que aprendió un poco de arameo. Su personaje, por supuesto, era el de María Magdalena.  

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.