Miércoles, 28 Febrero 2024
Entrevistas Estrenos

Mamoru Hosoda: “Japón vive una paranoia constante entre la mentalidad tradicional y la moderna”

‘MIRAI, MI HERMANA PEQUEÑA’ / Mamoru Hosoda hace su personal reinterpretación del ánime en esta película, en la que explora los sentimientos del ser humano a través de un niño. www.cinesrenoir.com

Estrenada en el Festival de Cannes y presente en la Sección Perlas del Festival de San Sebastián, la nueva película de Mamoru Hosoda apuesta por la exploración de las emociones del ser humano desde la historia de un niño pequeño que descubre, al nacer su hermana, que el amor de sus padres no es solo para él. Mirai, mi hermana pequeña reivindica, además, a la familia moderna en medio de la tradicional sociedad japonesa.

El protagonista de esta historia es Kun, un niño mimado y consentido de cuatro años al que sus padres dejan de prestar atención cuando nace su hermana Mirai. Entonces, el pequeño empieza a sufrir situaciones en casa que nunca había vivido. En la ficción, la versión adolescente de su hermana viaja en el tiempo desde el futuro para vivir junto a Kun una aventura extraordinaria más allá de lo imaginable.

LA GRAN ILUSIÓN.- ¿Esta película surge de una experiencia personal?

MAMORU HOSODA.- Cuando la hice, mis hijos tenían tres y cero años, fue cuando nació mi hija pequeña y mi primer hijo miraba a su hermana como si fuera algo fantástico, como una cosa rara. Me impactó cuando vi que mi hijo cogía un juguete y la quería pegar con él. Entonces quise saber cuáles eran los pensamientos de un niño de esos años. Me parece que decía mucho de cómo somos las personas en realidad, cuando perdemos el amor de un ser querido. En este caso el niño cree que ha perdido el amor de sus padres.

“Quise saber cuáles eran los pensamientos de un niño de esos años. Me parece que decía mucho de cómo somos las personas en realidad”

LGI.-Sorprende ver una película de animación japonesa con pocos elementos fantásticos. ¿Ha nacido un nuevo ánime?

MH.-Es verdad, esta historia no está basada en leyendas japonesas ni en seres primitivos. Me interesa mucho el ánime, pero incorporando elementos casi de documental, elementos reales. Como si fuera una película basada en hechos reales. De hecho, las conversaciones del marido y su mujer son las que tenemos mi mujer y yo.

LGI.-La animación es uno de los géneros que se permite más emociones en Japón, ¿por qué?

MH.-Es verdad, las películas normales no suelen mostrar emociones, la animación ha sido y es una herramienta para transportar las emociones a los japoneses. Aquí yo rompo con muchas cosas. Por ejemplo, el niño protagonista siempre está enfadado y eso en la cultura japonesa está muy mal visto, se supone que hay que ser políticamente correcto.

LGI.-¿De dónde salen esos prejuicios?

MH.-Es una paranoia, Japón vive una paranoia constante, en una lucha entre la mentalidad tradicional y la moderna. En esta película, se retrata a una familia más moderna, donde el padre trabaja en casa. Eso es muy raro y provoca bastante. Pero creo que con películas así la sociedad poco a poco va cambiando.

“Las películas normales no suelen mostrar emociones, la animación ha sido y es una herramienta para transportar las emociones a los japoneses”

LGI.-¿Tan rígida es aún la sociedad japonesa?

MH.-Sí, desde Europa cualquiera pensaría que la familia estándar japonesa es muy rígida, aunque las cosas estén ya cambiando. Por eso es tan importante reflejar en la pantalla las cosas como empiezan a ser ya en Japón. Y, por favor, hay que educar en libertad a los niños.

[caption id="attachment_18105" align="aligncenter" width="640"] null[/caption]

LGI.-Y las mujeres, ¿cómo están en su país?

MH.-En el cine japonés no hay un movimiento por la igualdad como en EE.UU. Aunque yo soy progresista y hay familias que piensan ya en nuevas estructuras, son minoría. Por eso mis películas quieren hacer una crítica de toda esa gente que piensa que una familia con un padre trabajando y una madre en casa es mejor para la educación de sus hijos y les va a hacer mejores personas. El resto del cine japonés sigue siendo muy muy machista.

LGI.-La familia moderna es uno de los temas de la película, pero hay más.

MH.-Sí. No quería poner muchos temas, sino hablar de una familia pequeña desde la que surgen cosas más grandes. En la película se incluyen temas como la igualdad, el amor, la arquitectura…

“Quiero hacer una crítica de la gente que piensa que una familia con un padre trabajando y una madre en casa es mejor para los hijos”

LGI.-¿Esta nueva corriente del ánime tiene que ver con la retirada de Miyazaki de Studio Ghibli?

MH.-Más o menos. Yo he creado mi propio estudio independiente, Studio Chizu, para crear obras para el público y para mí. Las películas que se hacen en Studio Ghibli al estilo de Miyazaki no eran para mí. Yo quería dar un toque personal. Por ejemplo, en Ghibli nunca una familia sería el tema principal y a mí sí me interesa. Todo esto lo digo desde el inmenso respeto que siento por Miyazaki.

LGI.-¿Cuál es ese toque personal?

MH.-Son diferentes cosas. Aquí, por ejemplo, el toque personal es tratar del crecimiento de los niños y trabajar en la evolución de esos personajes. En Studio Ghibli dicen que es raro tratar estos temas. En Japón hay toda una tradición de directores que se ocupan del tema familiar, entre ellos Kore-Eda, en animación yo soy el único.

LGI.-¿Y por qué ese interés por el crecimiento de los niños?

MH.-Quiero dar un mensaje de cambio. Los adultos en Japón son tan rígidos que ya no son capaces de cambiar las cosas, pero los niños sí. Todos tenemos que aprender de la flexibilidad de los niños. Es un mensaje para que la sociedad cambie también.

LGI.-¿Otra cosa que debe cambiar es la mentalidad de los festivales con el cine de animación?

MH.-Sí, aunque ya han empezado a cambiar. La animación ahora trata muchos temas más allá del género, como hago yo en mis películas, y los festivales empiezan a estar preparados para este tipo de películas de animación. La mentalidad se va abriendo poco a poco.

Dirección: MAMORU HOSODA. Guion: MAMORU HOSODA. Producción: YUICHITO SATO. Montaje: SHIGERU NISHIYAMA. Música: TAKAGI MASAKATSU. Reparto de voces: VICTORIA GRACE, MASAHARUFUKUYAMA, REBECCA HALL, JOHN CHO, DANIEL DE KIM, STEPHANIE SHEH. Distribuidora: SHERLOCK FILMS. Estreno: 15 de marzo de 2019. Puedes comprar tu entrada aquí.

Dejar un comentario

Muchas gracias por su comentario. Tras pasar la aprobación su comentario será publicado.