La inquietante transformación de Eden

‘LA INVITACIÓN’ / La directora Karyn Kusama se alzó con el Premio a la Mejor Película en Sitges con esta historia de terror sobre las pérdidas, el dolor compartido y las sectas. Logan Marshall-Green y Tammy Blanchard son los protagonistas. www.cinesrenoir.com

La directora Karyn Kusama vuelve a dejar huella en el cine de género con esta película, un inquietante y terrorífico relato, con el que ganó el máximo galardón en el Festival de Sitges y con el que demuestra una vez más el peso que van ganando las mujeres cineastas en un territorio antes vedado a ellas.

Las pérdidas, el dolor compartido y las sectas son los elementos alrededor de los que gira La invitación, una película que se convierte poco a poco en una crítica feroz contra los fanatismos religiosos y que da profundidad al propio género. Logan Marshall-Green y Tammy Blanchard son los protagonistas.

“A veces, para algunos de nosotros, tiene que pasar lo peor para que suceda lo mejor”

Con guion de Phil Hay y Matt Manfredi, la película presenta una reunión de viejos amigos que se convierte en un auténtica pesadilla cuando uno de los invitados empieza a intuir que todo es un montaje de un siniestro plan. Will y Eden fueron una pareja feliz hasta que ocurrió la trágica muerte de su hijo. Entonces, ella desapareció sin avisar.

Ahora, años después, Eden regresa a la ciudad casada con otro hombre. Parece una persona diferente. Algo ha cambiado en ella, es una persona inquietante e irreconocible, incluso para Will. Una oscura noche, éste retorna a la casa que compartió con Eden, acompañado de su nueva novia, Kira, y de un grupo de antiguos amigos. En el transcurso de la velada, a Will le aterra la evidencia de que tanto Eden como las personas que comparten ahora su vida esconden oscuras y misteriosas intenciones.

“Exploro cómo un personaje tiene que experimentar algo terrible para abrazar su deseo de vivir”

La invitación explora las consecuencias, a veces irrevocables, de la negación de la tragedia”, explica la directora, que añade: “En esta película, exploro cómo un personaje tiene que experimentar algo terrible para abrazar verdaderamente su deseo de vivir. A veces, para algunos de nosotros, tiene que pasar lo peor para que suceda lo mejor”.

Karyn Kusama consigue cerrar magníficamente una película de género, en el que éste es una herramienta al servicio de una historia profunda y universal. Es una tendencia que comparte con otras mujeres directoras. Por ello, por el alcance que consiguen con sus filmes, el prestigioso crítico británico Anthony Lane escribió hace no mucho en The New Yorker que “debería existir una ley requiriendo que todas las películas de terror fueran dirigidas por mujeres”. El comentario surgía con el estreno de Babadook, ópera prima de Jennifer Kent, que conquistó el Premio Especial del Jurado y Mejor Actriz en Sitges, y con el que su autora hacía una interesantísima reflexión sobre la maternidad.

 

 

Dirección: KARYN KUSAMA. Guion: PHIL HAY Y MATT MANFREDI. Producción: MARTHA GRIFFIN, MATT MANFREDI, PHIL HAY Y NICK SPICER. Fotografía: BOBBY SHORE. Montaje: PLUMMY TUCKER. Música: THEODORE SHAPIRO. Reparto: LOGAN MARSHALL-GREEN, TAMMY BLANCHARD, MICHIEL HUISMAN, JOHN CARROLL LYNCH, MIKE DOYLE, MICHELLE KRUSIEC, KARL YUNE Y MARIEH DELFINO. Distribuidora: GOOD FILMS. Estreno: 8 de abril de 2016.

Puedes comprar tu entrada aquí.

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *