La feroz ópera prima de Julia Ducornau

‘CRUDO’ / La joven cineasta Julia Ducornau debuta a lo grande con esta película y gana el Premio a la Mejor Película Europea en Sitges y el Premio FIPRESCI (Crítica Internacional) de la Semana de la Crítica en Cannes. www.cinesrenoir.com

El mundo es despiadado y está repleto de perversiones, pero es nuestro mundo, y en él todos tenemos que buscar y, si es posible, aceptar nuestra propia identidad. Es una convicción de la directora Julia Ducornau que la llevó a rodar esta película, una ópera prima que estrenó a lo grande conquistando dos premios de mucho reconocimiento: el de Mejor Película Europea en Sitges y el Premio FIPRESCI (Crítica Internacional) de la Semana de la Crítica en Cannes.

Con la joven actriz Garance Marillier a la cabeza, la directora desarrolla en imágenes esta idea con una historia atrevida, muy esclarecedora, que va más allá del cine de género. Crudo no es, o al menos no solo es, la historia de una joven vegetariana que se convierte en carnívora y después en caníbal. La película es una original metáfora de la vida que tenemos y de cómo superamos los conflictos familiares.

“Crudo gira en torno a los estándares morales dentro de un sistema pervertido, el de las novatadas y el de la familia”

Justine es una chica de dieciséis años, de una familia en la que todos son veterinarios y vegetarianos. Muy buena estudiante, cuando entra en la facultad de Veterinaria, se encuentra con un mundo que no conocía, decadente y al mismo tiempo muy seductor. Allí, deseando ser aceptada, decide comer carne cruda –una de las novatadas del centro- por primera vez en su vida. Poco a poco, a partir de ese momento, su verdadera identidad empieza a asomar.

Garance Marillier, la protagonista, era la actriz principal del cortometraje que rodó la directora, Junior, donde el tema de la transformación era también fundamental. Aquí, la evolución del personaje se produce en el momento en que pierde la inocencia y sale del ámbito familiar. Es también el instante en que la joven se permite abrirse físicamente al sexo.

“Justine se hará más asertiva y descubrirá su verdadero ser, su propia individualidad distintiva, que tendrá que aceptar o rechazar”

“El nombre de mi personaje –dice Julia Ducornau- es una referencia a Justine o los infortunios de la virtud, del Marqués de Sade, la historia de una inocente joven que se convierte en objeto de deseo sexual y acaba disfrutándolo. Crudo gira en torno a la construcción de la propia identidad y de los estándares morales dentro de un sistema pervertido, el de las novatadas y el de la familia”.

“Si el sexo es significativo, lo atávico es un aspecto central. Mi Justine irá modelándose de acuerdo a sus necesidades y deseos, una maldición familiar. Mediante el contacto con su hermana mayor, que sufre su misma aflicción, se hará más asertiva y descubrirá su verdadero ser, su propia individualidad distintiva, que tendrá que aceptar o rechazar”.

 

Dirección: JULIA DUCOURNAU. Guion: JULIA DUCOURNAU. Producción: JEAN DES FÖRETS, JULIE GAYET, NADIA TURINCEV Y JIM WILLIAMS. Fotografía: RUBEN IMPENS. Montaje: JUAN-CHRISTOPHE BOUZY. Música: JIM WILLIAMS. Reparto: GARANCE MARILLIER, LAURENT LUCAS, BOULI LANNERS, ELLA RUMPF, RABAH NAIT OUFELIA Y JOANA PREISS. Distribuidora: UNIVERSAL. Estreno: 17 de marzo de 2017.

Puedes comprar tu entrada aquí.  

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *