Genuino terror español

La saga más taquillera y, sin duda, la más popular del cine de terror español, [REC], ha llegado a su fin con la nueva entrega que firma Jaume Balagueró, [REC]4 Apocalipsis. El éxito de esta tetralogía invita a pensar en un género que no ha sido muy transitado en nuestro país, pero del que se recuerdan algunos títulos ya míticos.

‘La maldición de la bestia’ (Miguel Iglesias, 1975)

Paul Naschy se llevó el Premio al Mejor Actor en Sitges por su trabajo en esta película , historia rodada por un guion también suyo. En el mejor estilo de Naschy, aquí se contaba la historia de un tipo que comenzaba buscando al Yeti, pero en la aventura caía en manos de unas mujeres-bestia que le mordían y le transformaban, por supuesto, en un hombre lobo. El título en inglés era más explícito, The Werewolf and the Yeti.  Silvia Solar, Luis Induni y Ventura Ollé acompañaban al protagonista en el reparto.

‘¿Quién puede matar a un niño?’ (Narciso Ibáñez Serrador, 1976)

José Plans inspiró a Narciso Ibáñez Serrador y a su coguionista Luis Peñafiel en este trabajo, una película ya mítica del terror español, que contaba ni más ni menos que con fotografía de José Luis Alcaine y con una fantástica y terrorífica banda sonora de Waldo de los Ríos. Era la historia de dos turistas atrapados en una isla española, donde descubren horrorizados que solo habitan unos niños animados por una misteriosa fuerza.

‘Los otros’ (Alejandro Amenábar, 2001)

Alejandro Amenábar consiguió ocho premios Goya con esta película, historia de terror protagonizada por Nicole Kidman y que, a pesar de la reiterada negación del cineasta, contaba una historia que a muchos les resultó demasiado parecida a la magnífica Otra vuelta de tuerca, del gran Henry James. Ambientada en la Isla de Jersey, en 1945, la película se desarrollaba en un caserón victoriano que estaba siempre en penumbra donde habitaban, entre otros, dos niños, dos hermanos.

‘El espinazo del diablo’ (Guillermo del Toro, 2001)

Guillermo del Toro viajó a la Guerra Civil española, al año 1939, con esta película. Historia de un niño que al terminar la guerra y solo en el mundo entra a vivir en el siniestro hospicio de Santa Lucía. Los problemas con que se encuentran son muchos, pero el peor, sin duda, es la aparición del fantasma de otro niño que aparece reclamando venganza por su muerte. Eduardo Noriega, Federico Luppi, Marisa Paredes y Fernando Tielve eran los protagonistas.

Deja tu comentario

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *