‘Oh Boy’ / Niko Fischer, entre la apatía y la indecisión

Premio a la Mejor Ópera Prima en los Premios Europeos del Cine, Oh Boy, primer largometraje de Jan Ole Gerster, ha ganado seis premios de la Academia de Cine Alemán, incluidos el de Mejor Película, Director y Actor (Tom Schilling).

Niko Fischer (Tom Schilling) es un treintañero, un chico de familia rica, que vive entre el aburrimiento y la indecisión. No termina nada de lo que empieza, no se compromete con ninguna cosa y con ninguna persona…  ese constante titubeo ha terminado por hartar a su novia y por cabrear a su padre, que decide quitarle la asignación mensual. Parece que, de pronto, todo se vuelve en su contra. Sin un duro, ni siquiera es capaz de conseguir un café, con el que sustituir el alcohol en el que se escondía antes. Oh Boy sigue los pasos de este joven durante 24 horas, por Berlín, ciudad en la que va tropezando con diferentes personajes hasta que tiene un encuentro que se convierte en especial para él.

“Basé mi guion en cosas que experimenté en una época en que me sentía buscando respuestas”

El actor protagonista, Tom Schilling, sobre el que recae todo el peso de la película, es amigo del director y guionista desde hace muchos años, sin embargo, nunca estuvo en la mente de éste para interpretar el papel. Durante el proceso de escritura del guión, el actor preparaba el papel de un adolescente para una película. “Yo buscaba a alguien más maduro, recién entrado en la treintena. Pero después de leer el guion, se puso pesado con que le diera el papel –recuerda Jan Ole Gerster. Entretanto, tuve que buscar un productor y presupuesto, y Tom se convirtió en padre. Se hizo algo menos juvenil, por lo que, al final, no me arrepiento de mi elección en absoluto. El resto del casting se compone de actores de mi barrio, muchos desconocidos, y de celebridades alemanas que accedieron a venir y rodar por un día”.

La elección de Schilling para el papel principal ha resultado ser un completo acierto. El actor ha ganado el Premio de la Academia de Cine Europea y ha conseguido poner rostro al ‘drama’ de la clase burguesa alemana. En la piel de Niko Fischer, este hombre consigue atraer no solo la atención del espectador sino también su simpatía y su comprensión. Finalmente, es un tipo enfrentado al vacío de no saber qué camino tomar y cada vez más afectado por la sensación de fracaso.

“El espectador puede elegir entre sentirse identificado o no con el personaje principal”

“Se trata de una historia personal, si bien no revelo mi vida privada en ella –confiesa el director-. Yo escribo para mí mismo, pero también trato de pensar en la audiencia, para llevarla a un lugar en que poder descubrirse a uno mismo y conectar con los personajes y las situaciones. Basé mi guion en cosas que vi o experimenté en una época en que me sentía desconectado del mundo, en que estaba buscando respuestas”.

Respuestas que Jan Ole Gerster ha perseguido en cierto modo de una forma instintiva, un olfato que, por ejemplo, le ha llevado a rodar su película en blanco y negro. “Soy muy consciente de que no soy el primer cineasta que rueda en una ciudad de esta manera. El blanco y negro crea una especie de distancia que me animó a escribir mi guion a partir de elementos muy personales. Dejando atrás un cierto naturalismo, el espectador puede elegir entre sentirse identificado o no con el personaje principal, entre situarse en la posición del observador o compartir sus experiencias”.

Dirección: JAN OLE GERSTER. Guion: JAN OLE GERSTER. Producción: MARCOS KANTIS Y ALEXANDER WADOUH. Fotografía: PHILIPP KIRSAMER. Montaje: ANJA SIEMES. Música: THE MAJOR MINORS Y CHERILYN MACNEIL. Reparto: TOM SCHILLING, MARC HOSEMANN Y FRIEDERIKE KEMPTER. Distribuidora: Surtsey Films. Estreno: 7 de marzo.

 

 

1 comentario

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.