Doce pasos para estar limpio

‘AMOR SIN CONTROL’ / Mark Ruffalo, Tim Robbins y Josh Gad son los protagonistas de este drama, una película de Stuart Blumberg que habla de la adicción al sexo y de las consecuencias de ésta. Gwyneth Paltrow y Alecia Moore ‘Pink’ completan el reparto.

Coguionista de la película de Lisa Cholodenko Los chicos están bien, Stuart Blumberg debuta como director de largometrajes con este drama sobre la adicción al sexo, con el que reflexiona acerca de la necesidad que todos tenemos de apoyo y confianza. Protagonizada por Mark Ruffalo, Tim Robbins y Josh Gad, esta es una historia de relaciones humanas, de amistad y de prioridades.

Mike (Robbins) es un veterano ya en las asociaciones de adictos. La adicción al alcohol y al sexo han sido las dos enfermedades contra las que lucha desde hace muchos años. Ahora es el tutor de Adam (Ruffalo) en el proceso de curación, en el que las reuniones de todos los afectados son fundamentales. En una fase aún más temprana que éste se encuentran Neil (Josh Gad) y Dede (Pink), que van a encontrar un apoyo esencial uno en el otro. Todos siguen una terapia que propone doce pasos para salir del problema.

El primero, Mike, arrastra serios problemas con su hijo a causa de sus adicciones. El segundo, Adam, un próspero ejecutivo con un magnífico piso en Manhattan, está paralizado ante la posibilidad de una nueva relación sentimental en su vida. Por último, Neil ha echado a perder el sueño de su vida, ser médico y ayudar a los demás. Su problema con el sexo ha ocasionado su despido.

“A veces, la única solución, cuando algo está destrozado, es romper con todo lo demás”

Autor también del guion junto con Matt Winston, Stuart Blumberg explica que su película “habla sobre los lazos inesperados que estos tres personajes encuentran. Cada uno de ellos tiene sus propios problemas pero todos juntos alcanzan un punto que les conecta y que les da la oportunidad de superar los momentos más difíciles”.

“En realidad queríamos buscar ese pequeño rayo de luz en la idea de que a veces, la única solución, cuando algo está destrozado, es romper con todo lo demás. Eso es algo que se repite en el interior de muchas personas”, añade el coguionista Matt Winston, que dice que los tres personajes principales  son “la espina dorsal de la historia es  el proceso mediante el cual se convierten unos a otros en referentes a seguir. Cuando los personajes no están conectados entre sí es cuando todo empieza a irles mal”.

“Me gustan ese tipo de películas que mezclan la comedia incómoda con el drama serio”, dice Ruffalo

“Primero me hizo reír y después me conmovió profundamente”, reconoce el actor Mark Ruffalo, eje principal sobre el que gira toda la historia. Presente en Los chicos están bien, película por la que Blumberg aspiró al Oscar, repite ahora con el guionista y director con un papel más complicado que el de aquella historia. “Me gustan ese tipo de películas que mezclan la comedia incómoda con el drama serio”, añade el intérprete.

“Adam ha renunciado al amor por su miedo a perder el control. Para él enamorarse es como adentrarse en un campo de minas. Acaba de conocer a esa mujer tan ardiente e inteligente pero no sabe cómo enfrentarse a ella sexualmente”, explica el director que, a través de este personaje, avanza también en las emociones de los enfermos a alguna adicción, atemorizados siempre por la posibilidad de una recaída.

Dirección: STUART BLUMBERG. Guion: STUART BLUMBERG Y MATT WINSTON. Producción: MIRANDA DE PENCIER, DAVID KOPLAN, BILL MIGLIORE, LESLIE URDANG Y DEAN VANECH. Fotografía: YARON ORBACH. Montaje: ANNE MCCABE. Música: CHRISTOPHER LENNERTZ. Reparto: MARK RUFFALO, GWYNETH PALTROW, TIM ROBBINS, JOSH GAD, JOELY RICHARDSON, PATRICK FUGIT Y ALECIA MOORE. Distribuidora: KARMA FILMS. Estreno: 30 de mayo de 2014.

 

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.