“Me han moqueado” / Fantasmas en el cine

Beatriz Sanchís debuta en la dirección de largometrajes con Todos están muertos, una película con magia. Drama dedicado a los ‘fantasmas’ que todos llevamos con nosotros y de los que hay que liberarse para crecer, hay en este filme mucha emoción y un muy peculiar sentido del humor, que tiene, por cierto, mucho que ver con la aparición de un fantasma de verdad, de los de antes. Un fantasma del que cualquier cineasta debe cuidarse. No es nada fácil contar con espectros en la ficción sin caer en el descrédito, aunque algunos lo han hecho muy bien.

‘La torre de los siere jorobados’ (Edgar Neville, 1944)

Félix de Pomés interpretaba en esta película del gran Neville al fantasma del doctor Mantua. Éste revelaba a Basilio Beltrán, el protagonista, la existencia de una ciudad subterránea habitada por unos jorobados criminales. El personaje, a quien daba vida Antonio Casal, salía a la búsqueda de tan oscuro lugar y encontraba la torre de los siete jorobados y en ella a Inés, la sobrina del fantasma de Mantua.

 ‘El fantasma y la sra. Muir’ (Joseph l. Mankiewicz, 1947)

Preciosa película de Mankievicz, en la que un divertido Rex Harrison se metía en ‘la piel’ del fantasma del capitán Gegg, un marinero que se aparecí todo el rato a la mujer que había ido a vivir a la que fuera su casa. Ella era Gene Tierney, guapísima, y le demostraba que con ella los trucos baratos de malos espíritus no funcionaban. George Sanders y Edna Best completaban el reparto de esta entrañable comedia.

 ‘El resplandor’ (Stanley Kubrick, 1980)

Mucho menos cordiales eran los fantasmas que habitaban Overlook, el hotel de alta montaña al que se mudaban Jack Torrance y su familia. Stanley Kubrick supo sacar un excelente partido a los fantasmas, con los que aterrorizó a sus personajes y, por supuesto, al público de su película. El mundo interior y la esquizofrenia que escondía el personaje principal han servido para asustar a generaciones de espectadores y siguen sirviendo para ello.

 ‘Los cazafantasmas’ (Ivan Reitman, 1984)

Los ‘ectoplasmas’ que se dejan ver por Nueva York no lo tienen nada fácil cuando aparecen los doctores Venkan, Stantz y Spengler (“Me han moqueado”). Bill Murray, Dan Aykroyd y Harold Ramis, acompañados de una espectacular Sigourney Weaver, protagonizaron una película que se ha convertido en un título de referencia con los años. Aunque nunca ha sido aplaudida por la crítica, el público ha llegado a adorar esta comedia ochentera, disparatada y saturada de espectros.

 

 

Leave a Comment

Por favor, resuelve la siguiente operación y después deje el comentario: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.